Policías cobraban dinero a cambio de permitir prostitutas y fiestas en una URI de Valledupar

La Fiscalía descubrió que tres agentes de la Policía Nacional convirtieron una Unidad de Reacción Inmediata de la ciudad de Valledupar en un punto de encuentro para citas, fiestas y otros hechos irregulares. 

De acuerdo al ente investigador, los uniformados le cobraban a los detenidos dinero para dejarlos ingresar prostitutas, celulares de alta gama y otros elementos prohibidos en esos sitios. También permitieron la realización de fiestas dentro de las instalaciones. 

“Se concertaban entre sí para exigir sumas de dinero a personas que allí se encuentran recluidas por diferentes delitos a cambio de beneficios como lo fueren comodidad al interior de las celdas, tener relaciones sexuales entre internos, permitir el ingreso de personas externas, ingreso de celulares de diversas gamas, relación entre ellos y realización de fiestas privadas al interior de la URI”, dijo la directora de Fiscalías del Cesar, Lucila Vidal Luque. 

Los tres policías implicados en este hecho irregular fueron capturados y enviados a la cárcel por un juez. 

Además la Policía cambió a varios custodios de la URI.