Por retraso en diseños, edificio de Bellas Artes de la Uniatlántico sigue en riesgo de colapsar

El estado ruinoso del edificio donde funciona la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico motivó a un joven del departamento a realizar una huelga de hambre frente a ese lugar para exigir su restauración. La radical protesta volvió a poner en la agenda pública el lamentable estado en que se encuentra esta icónica construcción ubicada en el barrio El Prado de Barranquilla, y hasta generó un regaño de la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, dado que ya hay un contrato para la remodelación de Bellas Artes.

Precisamente la misma gobernadora Noguera denunció que la firma encargada de elaborar los diseños de la remodelación de Bellas Artes está retrasada con esta tarea, pese a que desde julio de 2020 ya hay recursos destinados para este fin. Por su parte, el rector de la Universidad del Atlántico, José Henao, explicó en diálogo con Sistema Cardenal que el desarrollo de proyecto por parte del contratista nunca tuvo en cuenta las observaciones hechas por la facultad de Arquitectura y la propia oficina de planeación de la Universidad, lo que finalmente condujo a que los diseños presentados no tuvieran los requerimientos necesarios para la Institución.

“Se fueron haciendo las reclamaciones, el problema aquí es que muchas de esas observaciones no se fueron teniendo en cuenta. Los plazos fueron dándose, fueron dilatándose y cuando logramos el apoyo de una persona a nivel nacional experta, nos dice definitivamente este es un proyecto en desarrollo y le falta. Frente a esta situación se le va haciendo el seguimiento, tal vez faltó un poco de celeridad y de fuerza en esto. Pero si nos dice un experto a nivel nacional que eso no va por ahí, a nosotros nos tocó inmediatamente romper”, dijo el rector Henao.

Además el rector de la Universidad aseguró que la vinculación con el contratista “no va más. Se reorientó el trabajo hacia la consulta de expertos, hacia las recomendaciones de personas muy prestantes a nivel de la ciudad de Barranquilla que les duele Bellas Artes”.

Sobre el futuro de la restauración del edificio de Bellas Artes, el rector aseguró que se utilizará el trabajo ya realizado hasta ahora para que un equipo de asesores liderado por la reconocida arquitecta Katia González, pueda terminar con éxito los diseños, presentarlos al Ministerio de Cultura para su aprobación y una vez con su visto bueno, poder materializar las obras.

Entrevista con José Henao, rector de la Universidad del Atlántico

Por otra parte, para los trabajadores de la Universidad del Atlántico, faltó más celeridad por parte de la Oficina de Planeación de la Institución para garantizar que el contrato de los diseños de Bellas Artes se desarrollara a cabalidad. “Cómo es posible que según la gobernadora desde julio del año pasado dio orden de entregar los diseños, porque la plata está, ese dinero está a través de ‘Pro Ciudadela’”, dijo Javier Fernández Palis, representante de los trabajadores de la institución.

Fernández Palis señaló además que el edificio de Bellas Artes tiene problemas que aún no se han resuelto, como un ojo de agua que ha comprometido la estructura misma de toda la edificación y ya ha provocado la caída de varias aulas de clases. Además las paredes están agrietadas y el techo está en riesgo de colapsar.

Entrevista con Javier Fernández Palis, representante de los trabajadores de la Universidad del Altántico.