Procuraduría pide suspender todas las actividades en las playas de Cartagena

La Procuraduría General de la Nación pidió suspender de inmediato todas las actividades recreativas, deportivas, sociales y comerciales en las playas de Cartagena, tanto en la zona urbana como rural de la capital de Bolívar. Además el Ministerio Público solicitó al alcalde William Dau extender la medida a las aguas marítimas, zonas de bajamar y los sectores de Playa Blanca y Cholón.

De acuerdo a la Procuraduría Provincial de Cartagena, este pedido hace parte de una acción preventiva y es el inicio de un proceso de vigilancia y seguimiento al sector turístico de esa ciudad ante los constantes accidentes, fallas en ambulancias acuáticas y cobros excesivos de productos y servicios.

Además el ente de control recuerda que las fallas de seguridad en las playas cartageneras ya provocaron la muerte de una turista a finales del año pasado.

Igualmente la Procuraduría instruyó una vigilancia a las condiciones de higiene y salubridad en los mencionados sectores ante las quejas de abusos a los consumidores, accidentes en las embarcaciones, daños al medio ambiente y ruido excesivo en la zona costera.

En su oficio al alcalde Dau, la Procuraduría pidió que la suspensión se extienda hasta que se garanticen condiciones adecuadas para el uso de playas. Esto obliga a la administración local a caracterizar y señalizar las mismas, reglamentar su uso, regular las actividades que allí se realizan y asegurarse de que el medio ambiente sea protegido. A esto se suma que la ciudad tendrá que darle a los visitantes asistencia médica, equipos de primeros auxilios y rescatistas y normas para proteger los derechos de los consumidores.