Rápida reacción de las autoridades de Santa Marta evitó afectaciones por nueva creciente del río Guachaca

Una oportuna reacción por parte de la Alcaldía de Santa Marta, a través de la Oficina de Gestión del Riesgo y Cambio Climático y sus voluntarios del Comité Barrial Samario, evitó que se presentaran afectaciones a los habitantes del corregimiento de Guachaca, por una nueva creciente ocurrida la noche de ayer en el río del mismo nombre.

“Por directrices de la alcaldesa Virna Johnson nos trasladamos al corregimiento de Guachaca, donde nuevamente por las fuertes precipitaciones en la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta se ha desbordado el río. Esta vez la creciente fue lenta, lo cual permitió que el grupo de voluntarios Cobasa avisara oportunamente a las familias para que levantaran sus enseres y evacuaran las viviendas”, indicó Jorge Lizarazo, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo en el Distrito, quien explicó además, que el nivel del río Guachaca fue bajando de manera rápida y las familias pudieron retornar a sus viviendas.

Los monitoreos y las inspecciones de la Ogricc, acompañados por los organismos de socorro, se mantienen en las zonas vulnerables ante posibles crecientes de los ríos, con el fin de seguir emitiendo las alertas a todos los samarios, sobre todo a la zona rural, donde continuarán presentándose estos eventos en los diferentes afluentes que descargan sus aguas al mar Caribe.

“A través de las redes sociales de la Ogricc y de los diferentes medios de comunicación vamos a seguir informando a todos los samarios de las alertas que se van emitiendo por parte de los boletines que nos envía el Ideam y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, para hacer de Santa Marta una ciudad menos vulnerable, donde lo primero sea salvaguardar la vida de los samarios”, enfatizó Jorge Lizarazo.