“Ruta del Sol III, una obra emblemática, estratégica y necesaria para la región”: presidente Duque

Como la nueva era para la Ruta del Sol III, calificaron las autoridades la firma del Otrosí que reactiva el proyecto vial más importante del país, y que beneficia a 18 municipios entre los departamentos Cesar, Magdalena y Bolívar.

El presidente Iván Duque asistió ayer a la firma del acuerdo entre la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la Concesionaria Yuma S.A., por medio del cual el Gobierno nacional reactivó las obras del proyecto Ruta del Sol, tramo 3, que comprende  San Roque-Ye de Ciénaga y Carmen de Bolívar-Valledupar), paralizadas desde el 2017.

En el kilómetro 2 de vía Bosconia-Valledupar, se llevó a cabo el histórico acto que deja atrás dos años de pérdidas financieras y trae consigo la reactivación económica que en la región claman las comunidades.

Durante su intervención, el presidente Duque manifestó que la Ruta del Sol III “es una obra emblemática, estratégica y necesaria para la competitividad de Colombia y para reactivar la economía de esta región”.

Cabe anotar que son más de 470  kilómetros de doble calzada, 410 km de mantenimiento; una obra emblemática y necesaria, dijo el jefe de Estado.

Es importante destacar que al momento de la suspensión del proyecto, este contaba con un avance total en sus obras del 32%: 163 km construidos de segunda calzada no continuos y 143 kilómetros mejorados en calzada sencilla, y que el valor del contrato de concesión, proyectado a diciembre de 2019, es de $3,45 billones.

A su turno, Guillermo Díaz, representante legal de la Concesionaria Yuma S.A, dijo que la meta es que el proyecto se ejecute como corresponde, en los tiempos precisos y en beneficio de una comunidad que tanto lo merece y lo necesita.

Explicó que los trabajos ya están adelantados, las tareas fueron reanudadas un par de meses atrás y ahora se hará en una forma más importante y evidente para la comunidad, con las cuales se reanudarán las conversaciones la próxima semana.

Destacó Díaz que el proyecto tiene garantizados los recursos que hacen falta. Sin embargo, es necesario sumar la voluntad de todos aquellos actores que están en alguna medida involucrados con el proyecto para garantizar su ejecución definitiva.