Sancionados dos negocios en Santa Marta por infringir decreto que busca mitigar contagios por Covid-19

En desarrollo de las Caravanas de Seguridad, la Alcaldía de Santa Marta inspeccionó varias zonas de la ciudad e inmovilizó 15 vehículos por transitar después del toque de queda.

El segundo día de operativos para hacer cumplir el Decreto 056, terminó con el cierre temporal de dos establecimientos comerciales que no cumplían con las normas exigidas por la ley.

La caravana de seguridad recorrió las principales calles de los barrios Nacho Vives, Chimila, Gaira, Cundí, El Rodadero, Centro Histórico y San Martín. Asimismo, se aplicaron 47 comparendos en el operativo.

La secretaria de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Sandra Vallejos Delgado, explicó que los controles para evitar la propagación de nuevos casos de Covid-19 se completarán en compañía de personal de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

A su vez, el secretario de Gobierno, Marcelino Kdavid, detalló que una comisión interinstitucional realizó controles al espacio público en el Centro Histórico y El Rodadero. Asimismo, se llevó a cabo la suspensión de actividades a dos negocios.

Uno de los negocios suspendidos está ubicado en el barrio Chimila, en el que fueron sorprendidos menores de edad, estaba fuera del horario permitido, no cumplían los protocolos de bioseguridad y no contaba con la documentación de ley.

Mientras que en El Rodadero fue hallado un negocio de comidas abierto después de 10:20 p.m. con una decena de turistas, por lo que el comandante de estación suspendió actividades de manera temporal por 7 días, por incumplimiento del horario y no portar documentación exigida por la Ley 1801.