Se espera «presencialidad absoluta» en colegios y universidades de Barranquilla para el segundo semestre

Luego del anuncio dado por el ministro de Salud, Fernando Ruiz, en el que confirmaba a Barranquilla como una de las ciudades elegidas para la reactivación plena de la economía en el país, el alcalde Jaime Pumarejo Heins manifestó que la capacidad de la vacunación en Barranquilla permitirá la reapertura de distintos sectores, como la educación.

Por ello, manifestó que se espera que en el segundo semestre de este año haya presencialidad absoluta en colegios y universidades, “y dejar de estar en aforos reducidos y empezar a permitir eventos culturales, deportivos, de entretenimiento, es decir, gradualmente, pero de manera muy progresiva ir abriendo muchos de los sectores importantes de la economía que permanecen cerrados y darle un impulso al empleo y, además, darle un impulso a la vida social, porque el deterioro de la vida social es también lo que ha generado mucha de la angustia que tiene a la gente con este sentimiento de desconcierto y de temor por el futuro”.

Por lo anterior, enfatizó que de acuerdo con el buen ritmo de vacunación que hay en la ciudad y a la llegada de vacuna que está prevista por el Gobierno nacional, se estipula que a finales de agosto se podrá tener todos los sectores funcionando y la presencialidad en los colegios.

Con respecto al avance en la vacunación, reconoce el trabajo del Gobierno nacional para vacunar a la población colombiana. Lo que permitiría, de acuerdo con el alcalde Pumarejo Heins, empezar a abrir las puertas de los negocios y de la vida de manera más acelerada. “Ponernos la vacuna no es solo salvar nuestra vida, también es una responsabilidad con nuestro país, porque rompe la cadena de contagio y permite generar más empleo, así que no solo es una decisión personal, es una decisión de país, de solidaridad y empatía”.

Esta reapertura también permitirá la reactivación de sectores culturales y entretenimiento. “Vamos a empezar abriendo paulatinamente pequeños conciertos en los barrios, vamos a empezar a ver teatro en las calles para reactivar el sector cultural”, apuntó.

Por último, comentó que Barranquilla y Colombia se encuentran en un punto de inflexión, “en donde empiezo a ver la calma después de la tormenta y la oportunidad de que todo lo que estamos diciendo los colombianos lo materialicemos en un mejor país. Es el momento de pasar a la acción, al diálogo constructivo”.