Sindicalistas de la Universidad Autónoma del Caribe protestaron por el despido de catedráticos y trabajadores

Con una “protesta al desnudo”, trabajadores de la Universidad Autónoma del Caribe rechazaron la desvinculación laboral de 300 catedráticos, «sin justificación alguna y haciendo contratos onerosos con personas que no conocen nuestra realidad».

Según Nathaly Álvarez, presidente del sindicato de la Uniautónoma, son 200 contratos suspendidos y 300 catedráticos desvinculados.

“De verdad que este pueblo está cansado y lo que queremos son soluciones, queremos más humanidad al interior de la universidad, porque entre las personas a las que les suspendieron el contrato hay aforados sindicales, personas a punto de pensionarse, no es justo», expresó.

Por su parte, la Universidad Autónoma del Caribe informó que a la difícil situación financiera por la que atraviesa hace unos años la institución se sumó la del Covid-19, por lo que solicitó autorización al Ministerio de Trabajo para efectuar una reducción de trabajadores.