Superada invasión en predios de ‘La Lengüeta’ tras intervención de la Gobernación del Magdalena y la Alcaldía de Santa Marta

Con una salida pacífica fue superada la situación de orden público que se registraba en el corregimiento de Guachaca, sector ‘La Lengüeta’, en el departamento del Magdalena, luego de que el gobernador Carlos Caicedo y la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, realizan varios consejos de seguridad.

“Nuestra insistencia en el diálogo y la salida conciliada dio resultados y hoy podemos notificar que los ocupantes ilegales salieron de forma voluntaria del predio, hecho que constituye una demostración más de que la solución pacífica a los conflictos es el camino”, dijo el mandatario departamental.

Asimismo, destacó la acción de las autoridades departamentales y distritales, para dar salida pacífica de la situación de ocupación en predio Los Acantilados.

“Siempre nos opusimos a que se diera el desalojo como salida de la situación, por lo que el día 24 de agosto solicitamos presencia de los ministerios de Interior, Agricultura, Ambiente y la Agencia de Tierras para establecer las soluciones sociales y ambientales en aras de remediar la problemática que de tiempo atrás aqueja a las comunidades indígenas y campesinas de la región”, manifestó.

Durante esos espacios, los dos gobernantes también convocaron a los cabildos gobernadores de los 4 pueblos indígenas de la Sierra y a la Organización de las Naciones Unidas –ONU–, Parques Nacionales, entre otros.

“Se solicitó al Gobierno nacional la solución definitiva a la situación del territorio ‘La Lengüeta’, haciendo entrega de este a los pueblos originarios para que logren tener la salida al mar. Además de la formulación de programas de reubicación de los campesinos ocupantes irregulares de los predios, sitios sagrados y de ecosistemas sensibles del Parque Nacional Natural.

Igualmente, las administraciones departamental y distrital instaron al Ministerio de Defensa para que ubique una base militar permanente en La Lengüeta, para impedir que los actores ilegales controlen y se apropien del espacio y bienes públicos”.

Igualmente, desde la Secretaría del Interior Departamental y la Secretaría de Gobierno de la Alcaldía, se adelantó una mesa de diálogo en el sector de Perico Aguao con las autoridades indígenas, representantes de los campesinos y de las comunidades afrodescendientes para insistir en la salida pacífica.

Cabe mencionar que los predios en la región de ‘La Lengüeta’ habían sido invadidos hace una semana por una multitud de personas, los cuales posteriormente fueron amenazados por medio de un panfleto por parte del grupo delincuencial Conquistadores de la Sierra, quienes les dieron un plazo de 48 hora para que abandonaran el terreno.