Suspenden clínica de Cartagena por no contar con licencias de prácticas médicas

En medio de una visita de inspección, vigilancia y control liderada por el Departamento Administrativo Distrital de Salud, el ente territorial suspendió temporalmente los servicios de la IPS Clínica Barú, por no contar con toda la documentación requerida.

Johana Bueno, directora del Dadis, aseguró que la Clínica Barú requiere “licencias de prácticas médicas de los equipos generadores de radiación ionizantes vigentes y no cuenta con certificaciones de Buenas Prácticas de Elaboración, expedido por el Invima y exigidas para prestar servicios de salud con seguridad, conforme al sistema obligatorio de garantía de la calidad”.

Aseguró que es difícil tomar la decisión en este momento, luego que se había dispuesto un total de 8 camas de hospitalización de adultos con Covid, pero su deber es velar que porque a todos los cartageneros se le preste una atención segura y de calidad.

Por otra parte, sostuvo que la clínica solo quedará prestando servicios de laboratorio Clínico, Proceso de Esterilización, atención pre hospitalaria, transfusión sanguínea, consulta prioritaria y traslado asistencial básico.

«Los servicios suspendidos son radiología e imágenes diagnósticas, servicio farmacéutico (proceso de preparación de medicamentos de dosis unitaria); se suspenden además 52 camas distribuidas de hospitalización general de mediana complejidad, 46; Unidad de Cuidados Intermedios, 3; Unidad de Cuidados Intensivos, UCI adulto, 3; también cirugía general de mediana complejidad y servicio de urgencias”, dijo el DADIS. 

Las 5 ambulancias pertenecientes a la Clínica de Barú, deben ponerse a disposición inmediata del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias,  quien toma control de la prestación de este servicio fundamentada en la alerta roja hospitalaria emitida recientemente.