Venezolano cabeza de hogar se suicidó tras ser despedido de su empleo

En Montería se conoció el caso de un hombre que decidió quitarse la vida por no poder soportar la carga económica de sostener a su familia tras quedar sin empleo en enero.

Todo comenzó cuando la víctima, un adulto mayor de origen venezolano identificado como Jesús Ángel Ceballos, fue despedido de su trabajo como empleado de la Alcaldía de El Bagre, Antioquia, después de dos décadas de vinculación. 

A partir de ese momento, Ceballos comenzó a afrontar problemas económicos que empeoraron cuando comenzó la pandemia de Covid-19. 

El hombre, quien era encargado de sostener a su familia y al ver que no podía conseguir dinero para comprar alimentos, optó por ingerir veneno para terminar con su vida. Sus familiares alcanzaron a llevarlo a un centro médico de la capital cordobesa, pero ya era demasiado tarde para él. La sustancia ya había dañado sus órganos vitales y finalmente falleció.