Denuncian caso de presunto abuso de autoridad en Cartagena

Un nuevo caso de abuso de autoridad por parte de la Policía fue denunciado por los habitantes del barrio La Esperanza, en Cartagena, el cual sucedió durante la noche del pasado sábado, cuando uniformados adelantaban labores de patrullaje y control.

Según María Sepúlveda, quien resultó afectada y dio a conocer el hecho en redes sociales, la comunidad tuvo que intervenir para defender las víctimas del ataque, que al parecer se originó por un mal trato de dos policías hacia unos jóvenes que se encontraban en un parque.

“Había un grupo como de tres chicos en un parque y la Policía pasó alrededor de las nueve de la noche, haciendo su primera ronda, y en una forma bastante grosera, los hicieron entrar a sus casas”, dijo la mujer.

De igual manera, contó que uno de los jóvenes se sintió vulnerado por el trato y replicó a los uniformados para que lo respetaran y a raíz de eso “empezaron a agredir a los muchachos», por lo que uno de ellos se metió a una casa.

“Ellos (los policías) no esperan un punto para decir que los agrede la comunidad (…) uno de los muchachos se metió a una casa y allá partieron computadores, partieron de todo (…) luego uno de los muchachos para salvarse se metió a mi casa y ahí fue donde llegaron a romper todo también”, indicó.

Sepúlveda dijo que ante este hecho la comunidad tuvo que intervenir para frenar a los policías y se pregunta quién responderá por los daños causados en las casas a las que entraron.

Mientras tanto, la Policía de Cartagena sostuvo que “atendieron un caso en ese punto del nororiente de la ciudad, en un hecho repetitivo en ese sector, donde un sujeto arrojó elementos contundentes”.

“Dando aplicación al artículo 32 de la Constitución Política, los policías penetraron al domicilio para el acto de captura, siendo repelidos por miembros de la comunidad que entraron simultáneamente con los uniformados, a quien ayudaron a eludir la acción de la autoridad”, indicó la Institución.

Cabe resaltar que con este ya son cuatro los casos de presunto abuso de autoridad por parte de la Policía en la capital de Bolívar.