En Manaure, MinMinas entregó conexiónal usuario 50 mil al servicio de energía eléctrica

A la comunidad de La Paz, corregimiento del municipio de Manaure, llegó el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, para acompañar por unas horas a Reyes María Lindao Uriana, quien se convirtió en la usuaria 50.000 al servicio de energía eléctrica del ambicioso proyecto del gobierno del presidente Iván Duque.

En dialogo con Diario del Norte, el ministro explicó que la iniciativa es uno de los planes de electrificación rural más ambicioso que se ha visto en Colombia, cuyo objetivo es llegar a 100 mil familias que no contaban con el servicio de energía eléctrica.

Informó que el plan es llegar a diciembre con 70 mil familias, para seguir avanzando y poder cumplir con las 30 mil entre enero y agosto del 2022.

Recordó que cuando arrancó el gobierno, les correspondió diseñar y planear el proyecto para luego proceder a la contratación y empezar con la ejecución.

“Eso explica por qué vamos en la familia 50 mil, pero ya todo está en ejecución para llegar a 104 mil familias en agosto del 2022”, precisó.

El jefe de la cartera de Minas y Energía indicó que este gobierno deja un legado de cerca de  8.500 familias más que no entran al actual periodo de gobierno, pero quedan garantizados los recursos para que se le dé continuidad al proyecto.

Expresó que llegar al usuario 50 mil en La Guajira, lo considera como un hecho simbólico, porque el Departamento se convirtió en el gobierno del presidente Duque en el epicentro de la transición energética porque toda la revolución de energías renovables no convencionales va a estar muy concentrada en la península.

“Aquí van a estar instalando más de 14 parques eólicos tanto en la Media como en la Alta Guajira, pero obviamente eso contrasta con que La Guajira es uno de los departamentos que tiene menor cobertura de electrificación en el país que tiene un promedio de 97% y esta tierra está bastante por debajo de ello”, explicó.

Expresó que en dialogo con las autoridades territoriales, se les ha hecho saber que hay que hacer un esfuerzo muy grande para poder cerrar esa brecha energética.

“Este es el gobierno que más recursos le va a dedicar al tema de electrificación en el departamento de La Guajira, porque si La Guajira en los próximos 4 y 5 años va a ser una de las principales potencias energéticas desde el punto de vista de generación eléctrica la comunidad tiene que beneficiarse directamente de todo este potencial”, anotó.

La clase

Durante su visita a Manaure para la entrega de la conexión del usuario 50 mil, el ministro Diego Mesa impartió la primera clase de energías renovables a varios alumnos de la Institución Etnoeducativa Rural de La Paz, en la que les explicó a los estudiantes presentes la importancia de la transición energética en Colombia.

A través del uso de cartillas para colorear, el ministro Mesa y la rectora Reyes María Lindao, hablaron con los niños sobre el potencial energético de La Guajira, epicentro de la transición, y las oportunidades de desarrollo que tiene el Departamento a través de la energía.

Los alumnos interactuaron con el ministro y preguntaron sobre el funcionamiento de los parques eólicos en la región, la energía solar y la eficiencia energética.

Además, le explicaron al ministro y a los demás autoridades presentes, cómo la llegada de la luz les ha permitido estudiar en mejores condiciones, accediendo a oportunidades de uso completo de las aulas de la institución como la sala de informática.

Reyes María Lindao Uriana, maestra y rectora por más de 20 años de la Institución quien es la usuaria 50.000, destacó cómo la llegada de este servicio cambió su calidad de vida y la de toda la comunidad wayuú de La Paz que hoy pueden refrigerar sus alimentos, tener un abanico funcionando o beber una bebida fría a cualquier hora del día.

“Estamos cumpliendo la promesa de saldar esa deuda histórica con 100.000 familias, que en pleno siglo XXI no cuentan con el servicio de energía eléctrica en sus hogares, hoy conocemos a Reyes María Lindao Uriana, la usuaria 50.000, quien es muestra de que la conexión a este servicio tiene un poder transformador en la calidad de vida de la población y en la productividad del país”, manifestó el ministro Diego Mesa.

Reyes María lidera el proceso educativo para 450 niños y jóvenes, quienes además de educarse para la conservación de las tradiciones, la identidad y la lengua de la cultura wayuú, ahora cuentan con los beneficios de la tecnología, con computadores y conexión a Internet, para acceder a información y herramientas que fortalecen sus procesos de aprendizaje.

“La llegada de la energía es una bendición grande y bella. La vida nos cambió a todos: a las amas de casa, a los maestros, a los estudiantes y la comunidad en general. Las familias están viviendo un momento muy especial porque ahora pueden conectarse al mundo, refrigerar sus alimentos o entretenerse gracias a la luz que llegó a La Paz”, expresó la rectora.

Además, con la llegada de la energía eléctrica, la institución pudo poner en marcha una planta potabilizadora, con la cual estudiantes y docentes cuentan con este líquido esencial durante la jornada académica.

El proyecto que hace posible la conexión eléctrica en la casa de Reyes María Lindao  y la Institución Etnoeducativa La Paz, también beneficia a 350 familias de la zona rural de Manaure.

La iniciativa para la ampliación de redes eléctricas de media y baja tensión en ocho comunidades indígenas tuvo una inversión de 3.800 millones de pesos, y fue financiada con recursos de regalías.

Haber llegado a 50.000 usuarios es un hito en la conexión eléctrica en el país; estas se encuentran en departamentos como Nariño, Chocó, Caquetá, Santander, Cauca, La Guajira, entre otros. De ellos, 30.140 están ubicadas en los municipios priorizados por los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial –Pdet–.

Adicional a estos avances, hoy el Ministerio de Minas y Energía puede decir que 15.000 familias en todo el país, ya reciben la nueva energía que proviene del sol, gracias a la instalación de paneles solares en la zona rural de 28 municipios en departamentos como Putumayo, Córdoba, Arauca, Vichada y La Guajira, llevando equidad y desarrollo a las regiones a través del poder transformador de la energía.