En Manaure se avanza para encontrar una solución al conflicto laboral y reactivar operaciones de las salinas

Por falta de garantías, los representantes del sindicato de los trabajadores de las Salinas de Manaure se levantaron de la mesa de trabajo que instaló ayer el alcalde encargado, Janer Julio Freyle, para encontrar una solución al conflicto laboral que lleva más de 400 días, y que mantiene paralizada la explotación de las salinas.

“Ocurrió un insuceso, que uno de los representantes de Waya Wayuú arremetió en contra de la integridad mía, y como representante de los sindicatos, diciendo que yo no era de Manaure, que yo me tenía que ir para San Juan, porque llegué a ganarme plata de los manaureros y era el culpable de tener esto parado”, refirió a Diario del Norte, Carlos Humberto Fernández.

Explicó que por esa razón decidieron no seguir participando del encuentro, y se trasladaron a la sede del sindicato.

En el desarrollo del encuentro, se determinó reducir el número de integrantes por sectores, para dar inicio formal a la mesa el miércoles 21 de julio.

Sin embargo, a pesar de la situación presentada, se seguirá trabajando con la participación de los sectores involucrados en el conflicto laboral, e instituciones como la Gobernación de La Guajira, la Secretaría de Asuntos indígenas Departamental, Estación de Policía, Agencia Nacional de Minería, Ministerio de Trabajo, y Personería.

Si bien el tema es bastante complejo, el alcalde encargado Janer Julio Freyle les pidió a las partes disposición para encontrar una solución al conflicto laboral que permita en el mediano plazo reiniciar la explotación, comercialización y transporte de la sal.

El mandatario dijo que confía plenamente que se podrá seguir dialogando, y reiteró la necesidad del respeto en medio de la diferencia, pues lo que está en juego es la sostenibilidad de la empresa.