Entre el paro y amenazas de violencia: así se prepara Colombia para el 20 de julio

Este 20 de julio Colombia conmemora el aniversario número 211 del Grito de Independencia. Pero a diferencia de años anteriores, este año la conmemoración estará marcada por la convocatoria a protestas en las grandes ciudades del país por parte de los promotores del paro nacional.

Debido a la jornada de movilizaciones, las autoridades nacionales vienen alertando desde hace varios días que las guerrillas y otros grupos extremistas están planeando cometer actos de vandalismo, por lo que vienen desarrollando operativos para prevenir hecho de violencia urbana como los ocurridos entre abril y mayo.

Como muestra de lo anterior, doce presuntos integrantes del grupo Primera Línea fueron capturados el fin de semana en diferentes ciudades. De acuerdo al Ministerio de Defensa, estos sujetos estaban planeando ataques contra la Fuerza Pública durante las protestas del martes.

Como todavía están frescas en la memoria las imágenes de violencia y vandalismo del paro de abril y mayo, las autoridades locales de algunas capitales colombianas decidieron implementar medidas especiales para prevenir nuevas alteraciones del orden público.

En Bogotá, 6.200 policías y 2.700 militares custodiarán la ciudad el 20 de julio, especialmente las vías por donde pasará el tradicional desfile que este año no contará con presencia de público, será transmitido por televisión.

Mientras tanto en el occidente del país, las medidas restrictivas son aún más estrictas. En Popayán, se decretó un toque de queda que irá desde el martes a las 4:00 am hasta el miércoles a las 5:00 am.

Y en Cali, el toque de queda comienza este mismo lunes y también se prolongará hasta el 21 de julio. Además los habitantes de la capital vallecaucana tendrán que acatar la ley seca y no podrán circular en motocicletas.