“Sí podemos ser unas buenas profesionales, esposas y madres”: Claudia Bejarano tras premio de Igualdad de Género otorgado a Cerrejón

Luego del premio otorgado a la empresa Cerrejón en la categoría de Igualdad de Género del reconocimiento Experiencias Significativas en Gestión Ambiental y Social del Sector Minero Energético, la presidenta de la compañía Claudia Bejarano, aseguró que este es un proceso en el que se viene trabajando desde hace varios años.

Señaló que desde la empresa han modificado algunas políticas de contratación para darle oportunidad a la equidad de género.

“Esta política lo que busca es precisamente asegurar que tengamos un buen balance de género y le ha abierto oportunidades a las mujeres. Cuando vamos a seleccionar un aspirante, tenemos un hombre y una mujer y en condiciones iguales evaluamos lo que puede lograr, hacer y ejecutar en la posición por la que se está buscando; siempre vamos a tener preferencia por una mujer sin olvidarnos de los hombres”, dijo.

Con esto, se busca precisamente mantener una equidad de género y se han logrado cosas importantes, al punto que hoy en día “tenemos mujeres en todas las áreas de la organización, tanto en la operación de camiones como en el comité directivo de la compañía”.

“Yo soy un ejemplo, la primera mujer presidenta de una compañía minera en Colombia y muy probablemente en Latinoamérica. En el comité directivo tenemos otras dos mujeres, es decir, somos tres mujeres en un comité directivo de 7 personas, más del 42%”.

En lo personal señaló que quiere ser un ejemplo para las mujeres. “Sí podemos ser unas buenas profesionales y trabajadoras, sí podemos ser unas buenas esposas y sí podemos ser una buena madre. Yo soy un ejemplo, comencé en Cerrejón como estudiante en práctica hace 36 años y tengo dos hijos y he tenido una familia gracias a Dios espectacular”, afirmó.

“Lo importante es que sepamos manejar las prioridades y las calidad de vida que manejamos con nuestros hijos y nuestra familia, a la hora del té se traduce en eso, en calidad de tiempo. Yo muchas veces me preguntaba y uno como mujer quiere sentirse y dice que no le está dedicando suficiente tiempo a la familia, pero sí se puede, es decir, ese tiempo que tenemos libre lo aprovechemos al máximo posible para compartir con nuestra familia”, agregó.

Precisó que al ingresar a la compañía, hace 36 años, nunca se permitió ser vista de manera diferente.

“Es una carrera muy bonita y creo que es una oportunidad para demostrar a toda la organización de que nosotras las mujeres sí somos capaces, pero tenemos que asegurar que nos respeten por lo que hacemos y contribuimos, que no sintamos nunca de que por ser mujer vamos a ser vistas de manera diferente. Yo  nunca pensé que era diferente a un hombre en el sentido profesional, es decir, yo siempre pensaba que si yo puedo, sé y aprendo, no importa si soy mujer o hombre, lo importante es el valor agregado que yo dé al trabajo por el que me han contratado”, puntualizó.

En la actualidad, la empresa Cerrejón tiene alrededor de 5 mil trabajadores directos y más 6 mil indirectos, de los cuales el 43% son mujeres y el 57% hombres.