Firman el acta de inicio de obra para el nuevo centro penitenciario de Riohacha

Este martes se firmó el acta de inicio de obra y el contrato de Interventoría para la construcción del nuevo centro penitenciario distrital que terminará con el problema de hacinamiento en la ciudad.

El acto se realizó en presencia del alcalde de Riohacha José Ramiro Bermúdez Cotes; del gobernador de La Guajira, Nemesio Roys Garzón y de la comunidad indígena, el director de la Uspec, Álvaro Ávila Castellanos; la directora regional del Inpec, María García Forero y los representantes del consorcio Eron La Guajira.

La cárcel en la que se invertirán más de 181 mil millones de pesos y que será de mediana seguridad, tendrá capacidad para cerca de 1.500 personas privadas de la libertad, entre ellos indígenas y mujeres, gracias a la constitución de pabellones especiales con enfoque diferencial.

“Estamos acá hoy haciendo realidad este sueño, firmando el acta de inicio del contrato de obras 276 del 2020 y del contrato de Interventoría 186 del 2021, con el consorcio Eron La Guajira, para la construcción de este penitenciario, con un plazo de ejecución de 19 meses, tiempo que se debe cumplir para que esta obra sea inaugurada en el gobierno del alcalde Bermúdez y del gobernador Roys”, dijo el director de la USPEC.

El proceso de construcción de esta obra se suma a las estrategias de reactivación económica y generación de empleos que lidera la administración distrital.

En ese sentido, el alcalde de Riohacha insistió en la necesidad de tener en cuenta la mano de obra local calificada y no calificada de la ciudad.

“Esta noticia nos llega en un momento oportuno, cuando los problemas sociales en Riohacha y La Guajira se han exacerbado por la pandemia y cuando estamos buscando esas soluciones para poder disminuir los índices de pobreza y desempleo; por eso, una vez más solicitamos que haya espacio para contratar a la gente de la región”, señaló el mandatario.

La consolidación de este proyecto se logra luego de varios años de diálogo con los indígenas wayuú, quienes han habitado los alrededores del predio donde será construido el centro de reclusión y que han mostrado disposición y voluntad para que el proyecto sea una realidad.

En el evento que se desarrolló en el lugar donde será ejecutada la obra, también estuvieron los representantes de los entes de control, de la Agencia Nacional de Tierras, ediles, los presidentes del Concejo y de la Asamblea, y el personero distrital.