Homenaje a Enrique Herrera: ‘El palabrero de la radio’

La Cámara de Comercio de La Guajira en alianza con Sistema Cardenal y Guajira Estéreo, ofrecieron un homenaje al fallecido periodista Enrique Camilo Herrera Barros quien condujo exitosamente el programa radial ‘Guajira Siempre’ y era reconocido como ‘El palabrero de la radio’.

Durante el homenaje póstumo se resaltaron los aportes de Enrique Camilo Herrera Barros a la Cámara de Comercio de La Guajira, entidad a la que perteneció como empresario afiliado y miembro de su junta directiva en los periodos 1990-1996 y 2012-2014, en los cuales también actuó como presidente de esta corporación.

Estos aportes resaltados por el presidente ejecutivo de esta entidad, Álvaro Romero Guerrero, detallan la incidencia que tuvo en el desarrollo de proyectos estratégicos para La Guajira, en la cual se mencionó especialmente la construcción y operación de Puerto Brisa.

Sus propuestas permanentes sobre las exploraciones de gas natural por parte de  Ecopetrol, las gestiones para aprovechar las ventajas comparativas del Departamento en cuanto a las condiciones para asentar proyectos de energía eólica y la explotación de sal en Manaure y la estabilidad de la empresa Sama, evidenciaron su interés por el desarrollo del territorio.

“Enrique era un abanderado de muchos temas de ciudad, de región, de país. Movilizó especialmente temáticas que pudieran ayudar a La Guajira a salir de la pobreza aprovechando sus riquezas y la capacidad de la gente. Fue uno de nuestros aliados, entendía perfectamente que las empresas necesitaban el apoyo de los gobiernos para crear puestos de trabajo. Promovía que a partir de la llegada de capitales nacionales y extranjeros se podía aprovechar por ejemplo los vientos de la Alta Guajira, el calado del mar para construir puertos, los yacimientos minerales del territorio y el mar y las playas y otros atractivos para desarrollar el turismo”, indicó Romero Guerrero.

En el homenaje a Herrera Barros se propició un espacio moderado por la periodista Betty Martínez Fajardo donde se hizo un recorrido por las diferentes facetas de su vida; en el ejercicio de su profesión, dirigente gremial, promotor de la competitividad de ciudad-región, hombre de familia y ciudadano.

Este espacio integró a Germán Zárate; gerente de Puerto Brisa; Ismael Fernández Gámez, director del Sistema Cardenal; Édgar Ferrucho Padilla, periodista y Astrid Herrera Gómez, hija.

Sobresalieron en este escenario las ilustres intervenciones de Herrera Barros por causas regionales, su conducta ética y la utilización de su medio radial al servicio de la comunidad. De la misma manera, se resaltó su contribución y defensa para la ejecución de proyectos de impacto para el desarrollo del Departamento.

Se sumaron al homenaje Amylkar Acosta Medina, Eduardo Verano De la Rosa y Weilder Guerra Curvelo, quienes coincidieron en la relevancia de sus aportes y su capacidad para integrar a diferentes actores para los propósitos que beneficiarán a La Guajira y la región.

La Cámara de Comercio de La Guajira y Sistema Cardenal, entregaron un reconocimiento especial a Enrique Camilo Herrera Barros por ser un líder inspirador que con su impecable historia de vida se destacó en diversos escenarios como un incansable defensor de los intereses colectivos. Un excelente ser humano que en su obra actuó con el noble compromiso de servir con pasión y rigurosidad exaltando el afecto por su tierra.

Los asistentes

Los asistentes al homenaje a Enrique Herrera Barros coincidieron en el liderazgo de quien en vida impulsó varias iniciativas sociales, además de la defensa de las comunidades indígenas.

Librada Guerra destacó la labor social del Palabrero, a través de su programa radial, puesto que de manera permanente llamaba la atención de las autoridades sobre diversos problemas que afectaban el diario vivir de la comunidad.

Anabella Magdaniel recordó cómo también Enrique disfrutaba de otros espacios culturales como La Tertulia, donde mostraba su jovialidad y esa manera alegre de disfrutar los momentos.

Para la familia de Enrique fue una tarde importante, no solo por el reconocimiento al ser querido, sino porque a pesar de su ausencia física sigue con vida y la comunidad lo sigue recordando y extrañando en el espacio radial al que le impuso estilo propio.