Las apuestas eternas de Riohacha que no se solucionan en el tiempo

Varias iniciativas promueven el alcalde del Distrito de Riohacha, José Ramiro Bermúdez, para mostrar una ciudad diferente al término de su administración, las que ha venido anunciando y que espera poder inaugurar al finalizar su mandato.

Sin embargo, el Distrito sigue atravesando por una serie de problemas que no se solucionan en el tiempo, mostrando una capital rezagada en su desarrollo económico y social.

Son problemas considerados como eternos, analizados en varias administraciones socializadas con la comunidad, pero sin solución en el corto tiempo.

La debilidad institucional y la crisis económica del Distrito no ayudan para que los mandatarios puedan avanzar en la solución a mediano y corto plazo.

Y es que no gozar de una moderna terminal de transporte, por ejemplo, plantea muchos interrogantes en la comunidad, cuando otras ciudades ya lograron superar ese tema.

La ciudad se mueve por las propias dinámicas que genera el desarrollo económico, pero su crecimiento en la construcción de obras macro es prácticamente nulo.

Por la deficiencia de sus servicios públicos y el alto costo de energía, Riohacha no es atractiva para la inversión privada, pues es una seria limitante si lo que se busca es brindar un servicio confiable y de calidad a quienes la visitan y residen en ella.

Sin embargo, líderes sociales como Alfredo Orcasitas, considera que la administración debe centrar sus esfuerzos en la optimización del sistema de alcantarillado y movilidad.

En ese sentido, recuerda que es urgente priorizar algunos proyectos como el sistema público de transporte masivo, la planta de sacrificio animal, el emisario final de aguas residuales, la adecuación de la terminal de transporte y la canalización de la desembocadura del Riíto.

De ese grupo plantea, que es urgente que la capital de La Guajira cuente con el sistema público de transporte masivo, lo que considera una prioridad en una ciudad que sigue creciendo y en donde actualmente los ciudadanos solo cuentan con el servicio formal de taxi, además del colectivo y del mototaxismo que no se presta adecuadamente.

Otro tema que considera básico es la construcción del emisario final de aguas residuales, indispensable para garantizar un ambiente sano a la comunidad.

Cabe recordar, que la construcción de una nueva terminal de transporte es otro de los proyectos que no se han concretado, y que resulta necesario porque la actual quedó obsoleta y no ofrece ninguna garantía para prestar un servicio eficiente a los viajeros.

Otro de los temas neurálgicos en la ciudad es la invasión del espacio público, que ninguna administración ha encontrado el camino para solucionarlo, causando traumas a la comunidad en su libre movilidad.

Plan de Desarrollo

El alcalde del Distrito de Riohacha, José Ramiro, plantea en el Plan de Desarrollo, ‘Riohacha cambia la Historia’, el mejoramiento de los servicios públicos, la renovación urbana, el fortalecimiento de la cultura, el deporte y del turismo, como herramientas para brindarles las condiciones de vida ideales a sus ciudadanos.

Se requiere adelantar acciones estratégicas para consolidar a la ciudad como un Distrito Especial, Turístico y Cultural, una ciudad moderna, estructurada y competitiva. Para lograr este escenario se hace necesario construir una urbe justa y equitativa en lo social, sostenible en lo ambiental, líder en lo productivo y excelente en lo institucional.

Riohacha necesita resolver inconvenientes sociales y priorizar la solución a los problemas de servicios públicos, además de generar una sociedad educada, solidaria e incluyente.

Como visión plantea que en el 2035 el Distrito Especial, Turístico y Cultural de Riohacha será una ciudad competitiva, moderna, con vocación marítima y turística, con oferta cultural, ambientalmente sostenible, organizada, segura e integrada, que haga posible la equidad, la convivencia social y el crecimiento económico.

Esta condición será el resultado del logro de los objetivos de desarrollo humano, de adoptar una posición de liderazgo departamental y regional, de adelantar una gestión de gobierno estratégica, desarrollo tecnológico, planeación, desarrollo del territorio y convivencia ciudadana.

La ciudad podrá cerrar brecha social entre lo urbano, lo rural y lo étnico con sentido de identidad y pertenencia territorial y se hará posible la construcción de un ciudadano del mar.

Los anuncios

Actualmente en el Distrito de Riohacha se trabaja en la ejecución de algunas obras como la pavimentación del barrio San Martín de Loba, donde se invierten 1.800 millones de pesos, las obras de remodelación del Estadio Federico Serrano Soto, con recursos del Ministerio del Deporte, la optimización de redes de alcantarillado sanitario en la calle 14E entre carreras 24B y 24 y zonas aledañas en el barrio Édinson Deluque.

Además de la construcción de cuatro UCA en las comunidades indígenas de La Cachaca 1, 2, Cangrejito y El Colorado, el mejoramiento de seis escenarios deportivos y recreativos.

Otra de las obras anunciadas por el mandatario es la recuperación de la zona del mercado, con recursos del Departamento de Prosperidad Social, además de la construcción del nuevo puente del Riíto.

Por el momento, las obras macro siguen esperando y la ciudadanía guarda la esperanza de gozar de una ciudad próspera y amable con el medio ambiente.