“Mi papá está bien”: hijo del exalcalde de Fonseca, Luis Emiro Peralta, tras golpiza

En recuperación se encuentra el exalcalde de Fonseca, Luis Emiro Peralta Solano, tras la golpiza que le fue propinada por mototaxistas en días pasados.

Según su hijo, el personero Juan Jaime Peralta Martínez, en estos momentos se encuentra haciéndose chequeos médicos en la ciudad de Barranquilla.

“Mi papá está bien, en estos momentos aprovechó para hacerse un control médico en la ciudad de Barranquilla porque tiene un fuerte dolor de espalda por el golpe que se dio al caer y los que le dieron en las piernas”, dijo en el noticiero Cardenal.

Precisó que no ha salido algo de gran novedad, excepto de “los golpes y la humillación moral que a cualquiera maltrata”. “Sobretodo porque mi papá es una persona mayor de edad y presentarse esta circunstancia a uno lo acongoja y lo llena de sentimiento”, agregó.

Afirmó que no saben a ciencia cierta quienes fueron las personas que lo agredieron, “sabemos que las personas que estaban alrededor de él y de mi hermano que los agredieron verbal, psicológica y físicamente”.

El personero señaló que su padre no interpuso denuncia e irá a la aseguradora a que arreglen su vehículo.

“El es una persona que no le gustan los problemas, es una persona que se ha caracterizado por traer paz. Moramente está tocado pero espera que las autoridades dentro de sus funciones cumplan con el cometido legal. Yo no he intervenido porque tengo conflicto de intereses, eso le corresponde al alcalde”, apuntó.

Cabe recordar que la agresión contra el dirigente ocurrió frente a las instalaciones de la Supertienda Olímpica de Fonseca, cuando Peralta Solano se  trasladaba con uno de sus hijos por la avenida Santander.

“Él detuvo la marcha por el alto flujo vehicular que se presentaba en uno de los carriles; en esos momentos, fue cuando sintió un fuerte impactó contra su camioneta en la parte  trasera y tomó la decisión de descender del vehículo para darse  cuenta de lo ocurrido. Al percatarse que una mototaxi conducida  por un joven de acento venezolano fue el responsable, le pregunta que de qué manera le responderá por los daños causados”, narró una fuente.

Posterior al interrogante, un grupo de compañeros del mototaxista llegaron con intimidaciones fuertes, palabras soeces y agresiones físicas.