Plan Nacional de Ayuda a etnia wayuú servirá de insumo en cumplimiento de Sentencia T-302

La  Corte  Constitucional confirmó que el  Plan  Nacional de  Ayuda  a  la  etnia  wayuú,  elaborado  por el  Colegio  Médico  de  La Guajira, servirá de insumo en la labor probatoria y de verificación al cumplimiento de la Sentencia T-302 de 2017, que busca proteger la vida de los niños, niñas y adolescentes  indígenas  de los municipios de Riohacha, Uribia, Maicao y Manaure. 

La decisión de la Corte le fue informada al presidente del  Colegio  Médico  de  La Guajira,  Juan  Carlos  Freyle Ballestas, por parte del magistrado  sustanciador, José Fernando Reyes Cuarta,  quien  ordenó  también poner  en  conocimiento  de la comunidad indígena, de las  autoridades  accionada y vinculadas al proceso, de la Veeduría Ciudadana de la Sentencia y del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad –Dejusticia–, la información suministrada por el peticionario sobre el Plan Nacional de Ayuda a la etnia wayuú.

En ese sentido, el presidente  del  Colegio  Médico de La Guajira, Juan Carlos Freyle  Ballestas,  explicó que el programa de recuperación nutricional denominado proyecto ‘Joolo’, basado en los usos y costumbres de la comunidad, se toma de la tradición de la harina de

guineo que se usa para alimentar a los niños y se enriquece con leche y vitaminas, con el fin de alcanzar el valor nutricional necesario para el crecimiento y desarrollo,  y  al  mismo  tiempo respetar las tradiciones culturales.

El lugar geográfico donde sugieren localizar la planta de fabricación de la harina es en el municipio de Dibulla, que cuenta con extensas plantaciones de banano.

Precisó  sobre  la  puesta en  marcha  del  Observatorio de Salud Pública de La Guajira  ‘Osapugua’,  cuyo objeto  es  brindar  la  información  estadística  en  salud, ante la ausencia en el Departamento  de  un  ente especializado que procese y produzca la información generada en la región.

Además de un Instituto de  Investigación  Biomédica de La Guajira –Idibig–, conformado  por  un  grupo de profesionales de diferentes disciplinas de la salud y biología, vinculados a diferentes  universidades  del país,  quienes  organizaron este primer centro ante la carencia de un órgano que investigue acorde a los nuevos parámetros de ciencia y tecnología.

Destacaron el  Programa de Educación en Salud dirigido a la comunidad con enfoque étnico, dado que no existe en el Departamento un programa de educación basado en los lineamientos de promoción y prevención, en todas las áreas de la salud pública y siendo la población de La Guajira una de las regiones de Colombia, con menor grado de formación y conocimiento, se hace urgente la necesidad de de desarrollar este programa de educación  con  enfoque  étnico para complementar los puntos antes mencionados.

Explicaron  sobre  el  proyecto de formación de médicos  guajiros  en  la  especialización  de  Pediatría  y Ginecología,  quienes  junto con la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina  –Ascofame–,  decidieron estructurar  esta  iniciativa, buscando  llenar  el  espacio de ausencia de profesionales guajiros  que  contaran  con dichas  especialidades    en hospitales de los municipios de Manaure y Uribia, que son los de mayor población indígena wayuú y donde se presentan el mayor número de niños, con patologías asociadas a la desnutrición y el mayor números de casos de mortalidad materna.

Plantearon,  además, la  puesta  en  marcha  del proyecto  de  formación  de pregrado  y  posgrado  en Enfermería,  en  conversaciones  adelantadas  con  la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia.