Presentación oficial de Afinia, operador de energía de Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, presentó oficialmente a Afinia, conocida como ‘Caribe Mar’, operadora que prestará el servicio de energía eléctrica, a partir de primero de octubre, en los departamentos de Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre, en remplazo de Electricaribe.

El evento se llevó a cabo en la ciudad de Cartagena en presencia de los gobernadores de los departamentos, los alcaldes de las ciudades capitales y la bancada Caribe.

“Caribe Mar, conocida como Afinia, recibe un nuevo operador para cubrir los departamentos de Córdoba, de Sucre y también del Cesar. ¿Quién es ese operador? Un operador de excelencia, como lo es Empresas Públicas de Medellín, que viene a invertir, que viene a transformar, que viene a servirle a la gente”, afirmó el jefe de Estado.

Afinia, conocida como ‘Caribe Mar’, en cabeza de Empresas Públicas de Medellín –EPM–, asume el servicio a 1,51 millones de usuarios.

Con esta operación, EPM se convierte en el principal operador del sistema eléctrico nacional, tanto en distribución como en comercialización.

De esta manera, se pone fin a la operación de Electricaribe, intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios en noviembre de 2016. Y se abre paso un cronograma de grandes inversiones, así como el restablecimiento de la confianza de más de 10 millones de habitantes de esta zona del país, que han sido afectados por el deterioro de la infraestructura y por las deficiencias en la prestación del servicio a cargo de la saliente empresa.

“Estamos cumpliendo el compromiso del Gobierno del Presidente Duque de encontrar una solución estructural y definitiva para la región Caribe, que permita ofrecer un servicio de energía de calidad a los cerca de 10 millones de habitantes de esta zona del país”, dijo el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.

Asimismo, aseguró que la llegada de Afinia y Air-e hace parte de un paquete integral, con el que los habitantes del Caribe tendrán una mejora gradual y significativa, con cuantiosas inversiones en los próximos años, que se traducirá en un servicio más confiable para una zona llamada a impulsar la transición energética de Colombia.

Por su parte, la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, manifestó que: “Nos complace presentar este resultado logrado gracias al trabajo articulado desde el alto Gobierno y apoyado por congresistas, mandatarios de la región, gremios y sociedad civil, en medio de dificultades afrontadas con éxito”.

“Durante el proceso de intervención que adelantamos en Electricaribe, logramos mantener a la empresa al día en el pago de sus obligaciones por compra de energía, evitando un apagón en la región y jalonamos el proceso de búsqueda de nuevos operadores, sobre los que haremos vigilancia permanente para asegurar que los usuarios obtengan el servicio que se merecen, y la región pueda desarrollar su gran potencial de crecimiento económico y social en beneficio de todos sus habitantes”, puntualizó la funcionaria.

Cabe mencionar que esta empresa fue constituida por los dos operadores para atender temas comerciales y de facturación, entre otros. Su existencia está contemplada a dos años, plazo que podrá ser menor, dependiendo de la agilidad con la que cada operador asuma estas actividades de manera independiente.

Las peticiones, quejas, reclamos y todos los trámites en curso interpuestos por los usuarios ante Electricaribe serán asumidos por las nuevas empresas.

Paralelo a la entrada en servicio de los nuevos operadores de red, el proceso de intervención de Electricaribe continuará con los trámites de ley para su liquidación y término de su existencia legal.

En su primera fase de funcionamiento, Afinia y Air-e realizarán labores conjuntas de carácter transversal a través del Centro de Servicios Compartidos.

Los dos nuevos operadores deben asegurar la calidad, continuidad y cobertura del servicio y la ejecución de proyectos de inversión por $ 8,5 billones, en un plazo de 10 años, destinados al mejoramiento de estaciones y subestaciones, cambio de transformadores, redes eléctricas y modernización de equipos, entre otros frentes.