Presidente de empresa Air-e advierte sobre apagón de varios días en Uribia y Manaure

En riesgo de un apagón de varios días se encuentran los residentes de los municipios de Uribia y Manaure, por el alto deterioro de la línea 529. Así de manera tajante lo dejó saber el presidente de la empresa Air-e, Felipe Ríos.

El alto ejecutivo explicó que la situación es bastante delicada y cada día más compleja porque distintas comunidades están impidiendo las inversiones dispuestas por la empresa para el cambio de la línea en sus casi 82 kilómetros.

De manera detallada, dijo que se trata de un mantenimiento y no de la construcción de una nueva línea, es decir no es un nuevo proyecto.

“Es la línea que lleva y alimenta a Uribia y Manaure, es la única manera de llevar energía a esas localidades y esa línea está en una situación crítica en términos de calidad”, puntualizó.

Advirtió que es un tema complejo y hasta paradójico, toda vez que la empresa llegó a La Guajira con la firme voluntad de hacer inversiones y transformar la energía de todos los guajiros, sin embargo, se encuentran con muchas dificultades como la de la línea 529 donde no se les permite la inversión definida para garantizar la continuidad y la calidad del servicio.

Precisó que los trabajos que se deben realizar con urgencia requieren de la suspensión del servicio puesto que no se puede poner en riesgo la vida de los operarios.

“Esos cortes tomarán un tiempo y, estamos dispuestos a que definamos un día que es cuando más le conviene a la comunidad para ir avanzando en los trabajos”, expresó.

Agregó que si se logra el acuerdo con las comunidades para avanzar en los trabajos, la diferencia en calidad del servicio será realmente evidente.

“No obstante vemos comunidades que piden que se mejore la calidad antes de permitir hacer el mantenimiento, y eso no va a funcionar, no es una solución que caiga del cielo”, aclaró.

Sostuvo, además, que el riesgo actualmente es muy alto, delicado porque en cualquier momento se puede caer uno de esos postes, que puede tirar la línea y se lleva cuatro, cinco o seis, generando así una situación donde Uribia y Manaure estén 4 o hasta 6 días sin energía y no hay nada que se pueda hacer.

“Con eso es con lo que se está jugando, nosotros hemos hecho las advertencias, y les reitero que esa línea está tan deteriorada que no es un proyecto nuevo eólico que si no lo dejan hacer por ahora queda la energía atrapada, es que aquí es la energía que alimenta las casas de los residentes de Uribia y Manaure”, recordó.

Las inversiones

Sobre la inversión en la línea 529, el presidente de la empresa Air-e aseguró que es la requerida para el proceso de mantenimiento, recursos garantizados a la espera que se les permita continuar con los trabajos por parte de la comunidad.

“Entonces es paradójico que hemos llegado a invertir, que fue la queja que tanto se tuvo del antiguo operador, y ahora no nos permiten realizar las inversiones, esto es un círculo vicioso donde sino invertimos empeora el servicio y si empeora menos se invierte”, expresó.

Agregó, que actualmente la empresa reporta más de un 30% de mejora en la duración en las horas de interrupciones y en la frecuencia, en este 2021.

“Esto es algo histórico, nunca se había visto en los últimos 14 años, de acuerdo con los indicadores una mejora como la que se evidenció en el primer año de Air-e”, reiteró.

Puntualizó, que el objetivo es seguir en el propósito de brindar un servicio eficiente a los usuarios de la empresa, que depende también del pago y que no se sigan robando la energía.

“Es inaceptable que encontremos personas reincidentes que son descubiertas robando, y que no tengan temor a pesar de la detención de más de 50 personas por robar energía en los tres departamentos”, anotó.

La compañía informó que adicional a la inversión de $2.500 millones para optimizar la infraestructura eléctrica de la línea que suministra energía en estos dos municipios, también se destinarán $434 millones para los circuitos de Uribia y $269 millones para el circuito de Manaure.

El presidente de la empresa Air-e, Felipe Ríos, se encuentra en La Guajira acompañado de todo su equipo de primera línea, donde reiteró que la única manera de garantizar la calidad del servicio de energía es que se le permita a la empresa realizar los trabajos que se requieran.