Presidente Iván Duque firma el Estatuto de Protección al Migrante

Este lunes el presidente Iván Duque firmó el decreto que oficializa la entrada en vigencia del Estatuto Temporal de Protección al Migrante, cuyo objetivo es permitir que 1,8 millones de ciudadanos venezolanos que han llegado a Colombia hasta el 31 de enero de 2021 puedan regularizar su estatus migratorio obteniendo un plazo de 10 años para expedir su visa de residentes.

El presidente colombiano destacó que “es el más grande hecho de paz en el manejo de crisis migratorias que se haya visto en el planeta”.

Al firmar el Decreto que establece el Estatuto Temporal de Protección, en la Casa de Nariño, el Mandatario dijo que espera que ‘esta medida que adopta Colombia, con humildad, sea un referente para que en el siglo XXI la xenofobia o la estigmatización dejen de ser fenómenos que se observan recurrentemente’.

‘Hoy nuestro país apela a la solidaridad, a la fraternidad, a la humanidad, para plantear una política pública. Pero de nuevo lo reitero: es el más grande hecho de paz en el manejo de crisis migratoria que se haya visto en el planeta’, dijo el Presidente

Resaltó que Colombia ha asumido gran parte de la responsabilidad social y económica, pero no puede ‘estar permanentemente a la espera de que lleguen todas las ayudas internacionales’.

En ese sentido, hizo un llamado a la comunidad internacional para que este tipo de medidas ‘podamos verlas replicarse en otros países de la región que también enfrentan este desafío de la migración masiva venezolana’.

El Estatuto Temporal de Protección estipula un plazo de diez años para regularizar la situación de los migrantes, y establece medidas para facilitar su acceso a los documentos de identificación, a la educación y a la salud, mejorando su calidad de vida.

El Presidente Duque anunció dicho Estatuto el pasado 8 de febrero y, durante más de dos semanas, ciudadanos y entidades presentaron 300 observaciones que fueron estudiadas y por la Cancillería y Migración Colombia.

Tras firmar el Decreto, el Mandatario se refirió a los vínculos de hermandad entre Colombia y Venezuela desde los tiempos de la Independencia, y reiteró que ‘hoy estamos presenciando la mayor crisis migratoria que enfrenta el mundo’, ya que los ciudadanos huyen de una ‘situación ‘pavorosa’.

Recordó que, a mediados siglo pasado, Venezuela acogió con generosidad a miles de colombianos.

‘Por eso hoy, nosotros, como pueblo colombiano, somos conscientes de la tragedia que ha golpeado cruelmente a millones de hermanos y hermanas venezolanos’, enfatizó.

Explicó que la grave situación económica que se vive en Venezuela, producto de la dictadura, forzó a más de 6 millones de ciudadanos a salir hacia otros países, y Colombia acogió a cerca de 1,8 millones de ellos.

Por ello, expresó que ‘frente a todos estos hechos no podemos quedarnos impávidos’ y hay que ‘dar un salto de grandeza’.

‘Y frente a esa situación dramática, dolorosa, de invisibilidad, de alguna manera, tenemos que demostrarle al mundo que nuestra reacción es fraterna y es humanitaria’, agregó.

Por último, el gobernante sostuvo que cuando los migrantes de Venezuela ‘regresen a su país, después de la horrible noche, y miren hacia atrás, sepan en su conciencia y en su corazón que en Colombia tuvieron una nación hermana que les abrió las puertas, y que también estaremos al lado de ellos para la reconstrucción de esa nación’, puntualizó.

En el acto de firma del Decreto se lanzó la campaña ‘Visibles’, que busca divulgar entre los migrantes los beneficios del Estatuto.

Participaron la Vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez; la Canciller Claudia Blum; el Director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, y el Gerente de Fronteras, Lucas Gómez.

Así mismo, estuvieron presentes el Nuncio del Vaticano, monseñor Luis Mariano Montemayor, varios embajadores y representantes de organismos del sistema de las Naciones Unidas y agencias de cooperación, entre otros.