Diario del Norte, 10 años contando la historia de la Región Caribe

Hace diez años, un primero de julio del año 2009, salió la edición número uno de Diario del Norte, periódico de la región Caribe.

Todos estaban a la expectativa del nuevo proyecto que se abría campo, algunos con la incertidumbre de si realmente iba a ser constante, si se iba a mantener y si haría historia, pues muchos habían intentando ser diario, semanario, mensuarios, en fin, pero siempre quedaban intermitentes, nunca había una continuidad, siempre dependían de que se dieran las alianzas comerciales entre empresas y gobierno para poder avanzar, ya que hacer este tipo de proyectos cuesta.

Para el periodista Ismael Darío Fernández Gámez y su esposa, la abogada Demis Adimis Pacheco Fernández, en vista de la gran necesidad que tenía el Departamento de tener un diario propio e independiente, en el que se pudiera informar con libertad, de manera crítica y objetiva, decidieron hacer empresa.

Sabían que no era fácil, pero creían y confiaban en sus instintos, en la pasión de hacer un reportaje, de contar la mejor historia, en narrar los hechos tal como sucedieron, en entregarles a los lectores de primera mano las noticias a todos los guajiros, en informar de manera seria y transparente. Iba a ser toda una odisea: ‘un viaje de larga duración, lleno de aventuras adversas y favorables’.

Pasaron días y noches planeando todo y pendientes minuciosamente de los detalles, invitaron a todos los periodistas de su época para que hicieran parte del proyecto para hacer historia con los mejores. No solo se rodearon de la mejor mano de obra calificada, sino de aquellos que entregaban lo mejor colocando su sello personal en lo que hacían. En cada rincón de La Guajira, tenía que haber una representación del Diario, así lo hicieron y existe hasta el día de hoy.

La primera edición del Diario del Norte estaba programada llegar a las 6:00 de la mañana, pero llegó a las manos de los guajiros a las 10:00 a.m del día miércoles 01 de julio de 2009, un día fresco, con la calidez de la brisa, que poco a poco se fue calentando con los rayos del resplandeciente sol. Con toda la adrenalina y emoción por recibir el producto, ahí estaba Eraclides Almazo (q.e.p.d.) y Mauricio Gutiérrez, distribuidores del Diario con su grupo de voceadores y listos para llevar a cada hogar un ejemplar del Diario del Norte. Qué emoción tan gratificante cuando el grupo de periodistas y demás colaboradores tuvieron entre sus manos a ese ‘hijo’ tan esperado, la 1ra edición de Diario del Norte, cuando palparon y vieron cristalizada su ilusión, sueño, empeño, esfuerzo, sacrificio, resultado del trabajo en equipo.

Hugo Leones Carranza, como primer director, y Betty Martínez Fajardo, al lado de los directivos y periodistas han sacado adelante el periódico Diario del Norte para llegar a estos soñados 10 años.

 

Y qué decir de Ismael y Demis, tenían el corazón hinchado de orgullo y felicidad, todo un sueño hecho realidad. Todo eso era la primera piedra de tantas que tenían que colocar y así ha sido hasta hoy, todo paso a paso, con lucha, sudor, esfuerzo, trabajo duro y constante, sin parar, sin miedo a los retos, agarrados de la mano de Dios, siempre con la convicción de servir, generar confianza y dar lo mejor.

Así fue como se comenzó a plasmar las letras en el periódico Diario del Norte, en una oficina de unos 32 m2, en el segundo piso del edificio de Merco Representaciones, ubicado en la carrera 6 con calle 5. Allí se comenzó a escribir la historia de los guajiros con un grupo de periodistas como Hugo Leones Carranza, Sixto Antonio Carrillo, Francisco de la Hoz, Arelis y Ángel Mejía, en Riohacha, y desde los diferentes municipios del Departamento, los periodistas Hernán Cotes, Kennet Rivadeneira, Alex Sierra, Alexánder Freyle y Didier Hernández, todos bajo la dirección del periodista Ismael Darío Fernández Gámez.

No podría dejar de mencionar al equipo de diseño liderado por Kelly Isaac; a la asistente administrativa Zayra Arzuza, que con su paciencia y tolerancia hacía que las cosas se vieran fáciles; al contador Wilson Henríquez, quien fue llamado para hacer parte del proyecto y no lo dudó ni un segundo. Al equipo de producción que con su audacia, precaución, exactitud, agilidad y capacidad de respuesta hacen que el producto salga a la media noche desde Barranquilla hacia los diferentes puntos de entrega en La Guajira. Al equipo de empaque, siempre pendiente de los detalles y que todo quede perfecto, al contratista del transporte, que busca hacer una entrega oportuna y a tiempo. Cada persona que ha laborado en esta gran empresa como lo es Gámez Editores y Sistema Cardenal SAS, han dejado lo mejor de ellos, le han colocado el corazón y el alma a lo que han hecho, su entrega y sentido de pertenencia han crecido con el producto al igual que sus familias. Por ello, los 10 años que hoy se celebran es un logro y triunfo de todos los que de una u otra forma han colocado un granito para alcanzar el peldaño y reconocimiento que hoy tiene Diario del Norte, periódico de la región Caribe.

Los distribuidores del periódico con su grupo de voceadores desde entonces llevan a cada uno de los hogares del departamento de La Guajira y oficina un ejemplar del Diario del Norte.

 

Me enorgullece escribir estas líneas de un producto que más que un producto ha sido como un ‘hijo’ que he visto crecer a grandes pasos, que superó todas las expectativas planeadas y proyectadas por ‘Isma’ y Demis, y que hoy es un gran referente en bibliotecas, instituciones educativas, diferentes medios de comunicación locales y nacionales, empresas, entes territoriales, universidades, entes de control, y para la comunidad en general como patrimonio informativo de los guajiros.

Gracias a Ismael y Demis por generar empresa, por darle la oportunidad a tantas personas de crecer, por creer en el talento guajiro, en las capacidades de hombres y mujeres que luchan a diario por tener un empleo digno, por construir país, por aportar a que muchas familias vivan en condiciones dignas, tengan acceso a la educación y a la salud de su núcleo familiar.

10 años contando la historia de guajiros y visitantes, en una tierra de oportunidades, sueños y encantos, en donde cientos de personas han trabajado de manera engranada, bajo un mismo objetivo, liderazgo, confianza, pasión y entrega.