“Mor, sí, contéstame”: Lina Marulanda a Iván Lalinde un día antes de suicidarse

En una entrevista, el presentador Iván Lalinde dio algunos detalles de lo que vivió tras la muerte de su amiga Lina Marulanda hace 10 años.

Lalinde fue una de las personas más cercanas a Lina, con la que tiene relación incluso después de su muerte, pues esta es su ángel de la guarda.

En la entrevista contó que no se pudo despedir de ella porque, aunque el día anterior la modelo le escribió insistentemente, él se negó a responderle los mensajes. “Mor, sí, contéstame”, “Mor, por favor”, decían algunos de los mensajes de Lina.

Posteriormente relata que al día siguiente se encontraba organizando su negocio cuando “me llaman y me dicen: ‘Lina se mató’”.

“Yo no podía creerlo. Me acuerdo que, con delantal, con todo, con las manos untadas de mora, me monté al carro… Llegué a la casa de ella y era como una película de terror”, recuerda.

Incluso, recordó que hace cuatro años se encontraba en una sesión de canalización de ángeles y que al finalizarla había algo que impedía cerrar la sesión. La experta que dirigía le comentó que había un ángel junto a él que no se quería ir.

Lalinde contó que le dijeron que se trataba de una energía que en vida fue mujer, ante lo que él mencionó a Lina. “Me pidió perdón. Me dijo que la perdonara por lo que me había hecho. Yo le dije: ‘No me hiciste nada’. Claro, porque la forma en que lo hizo fue dura”, dijo el presentador.