Raimundo Angulo explicó por qué perdió la franquicia de Miss Universo Colombia

En entrevista para el noticiero Vigía del Sistema Cardenal Cartagena, el presidente del Concurso Nacional de Belleza, Raimundo Angulo, explicó por qué perdió la franquicia de Miss Universo Colombia y por qué la actual Señorita Colombia, María Fernanda Aristizabal, este año no representaría al país en el concurso de Miss Universo.

{module Avisos InText 1}

“El CNB es una marca registrada, patrimonio de Cartagena para los colombianos. Se hace una alianza con aquellas empresas que en los últimos 20 años nos han acompañado como Jolie de Vogue y RCN Televisión, y con ellos hacemos convenios respetuosos y claros, que permite que participe la reina elegida en Cartagena, para el concurso de Miss Universo”, dijo.

En ese mismo sentido, explicó por qué no hubo convenio con Natalie Ackermann, directora de la franquicia de Miss Universo en Colombia, la cual confirmó que la sede para la escogencia de la representante por Colombia será en Barranquilla y no Cartagena, como históricamente se ha hecho.

“Hay un proceso que se inició, yo lo validé que tenía la franquicia, le pedí a nuestra asesora jurídica que entrara con ella en contacto para poder firmar un convenio como es la costumbre. Nosotros tenemos compromisos legales con la reina, así como ella con nosotros y a su vez con los patrocinadores. La abogada le pidió que le mandara con quién iba a firmar, si ella era la representante legal de una sociedad. El día 26 le contesté diciéndole que estábamos de acuerdo la junta directiva del Concurso Nacional de la Belleza, y que se había aprobado y que le estaba comunicando la participación de María Fernanda al concurso, pero que teníamos que firmar el convenio”, relató.

{module Detalle de noticias 728×90}

Por último, sostuvo: “Luego dijo que tenía plazo hasta el 30 de mayo, y por eso le contestamos el 26 de mayo. Un día la llamé y le dije que lo que quería era comercializar a la Señorita Colombia y si eso es así, pues que me presentara el proyecto de convenio, porque nosotros tenemos que hacer respetar las marcas patrocinadoras con quienes hemos trabajado por años. Lo último que me dijo fue que el tiempo se había acabado, no entendí y le pregunté cuándo sería el Miss Universo y dijo que era en diciembre, desde ese momento no hemos vuelto a tener conversaciones”.