Aparece hombre que asegura ser el primogénito de Pablo Escobar Gaviria

27 años después de la muerte del narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, se conoció de un hombre que podría ser su primogénito.  

Se trata de Phillip Patrick Witcomb, quien actualmente tiene 54 años, el cual asegura ser descendiente del fundador y jefe del cartel de Medellín, con documentos que así lo certifican.

Roberto Sendoya Escobar, como dice ser su verdadero nombre, habría nacido cuando Pablo Escobar apenas tenía 16 años y María Luisa Sendoya 14. Mucho antes de que el narcotraficante contrajera matrimonio con Victoria Eugenia Henao, con quien tuvo a Juan Pablo y Manuela.

En una entrevista concedida a la BBC Mundo, Phillip señala que se enteró que su padre era Pablo Emilio Escobar a sus 24 años, en el año 1989, cuando se encontraba viviendo en Mallorca (España) junto a su esposa e hijos y recibió una llamada de su padre, Patrick Witcomb, quien le pidió desplazarse a Madrid.

Cuenta que, en ese entonces, este le reveló que sus verdaderos progenitores eran de Colombia y le mostró unos documentos, entre los que apareció un acta que reflejaba su verdadero nombre, Roberto Sendoya Escobar, y el de sus padres biológicos María Luisa Sendoya y Pablo Emilio Escobar Gaviria.

Patrick Witcomb, quien trabajaba para el servicio secreto británico y se encontraba en una misión en Colombia, lo rescató luego de que su madre biológica muriera en medio de una balacera de la que Pablo Escobar logró huir. Posteriormente lo adoptó.

Roberto o Phillip dice que vivió hasta los 9 años en Colombia, bajo los lujos que le ofrecía su familia de crianza, hasta que un día Escobar se enteró que su hijo no había muerto en la balacera y comenzó a tratar de recuperarlo a través de intentos de secuestro. Esto habría llevado a que sus otros padres decidieran sacarlo del país.

Señala que su vida ha sido de película, por lo que decidió plasmar en un libro esta historia.

Por otra parte, Phillip Patrick Witcomb aseguró que conoce de una caleta que dejó el capo de Medellín y la cual sería descifrada a través de unos códigos.

Según cuenta, en una de las tantas charlas que tuvo con su padre adoptivo en las que hablaron sobre Pablo Escobar, el agente secreto le entregó unos papeles que contenían una serie de códigos, los cuales, al descifrarlos, lo llevarían a la fortuna perdida del narco.

“Hay cinco líneas de código en el pedazo de papel que me dejó mi padre”, asegura.