Denuncian que Icbf Regional Guajira “no se ha sujetado a los resultados de Betto y está seleccionando a otras entidades para celebrar contratos”

Audio de Nadime Abuchaibe.

Una grave denuncia realizó la directora de una fundación en Maicao contra Instituto Colombiano del Bienestar Familiar, debido a que la Regional de La Guajira supuestamente “no se ha sujetado a los resultados de Betto”, la herramienta tecnológica encargada de evaluar y escoger a los operadores para la primera infancia.

De acuerdo a Nadime Abuchaibe, su fundación cuenta con todos los criterios para ser seleccionada, sin embargo, no fue tenida en cuenta en la adjudicación de algunos contratos.

Señaló que todo comenzó en 2019 cuando el Icbf inició la primera etapa para la escogencia de operadores para la primera infancia, denominada banco de oferentes, “que es como una bolsa de operadores habilitados para contratar los programas”.

La segunda etapa comenzó el año pasado con Betto, una herramienta tecnológica que trabaja precisamente para determinar de manera imparcial, la forma de adjudicar contratos en base a criterios de calidad, recurso humano, infraestructura y experiencia territorial.

“Betto es muy bueno porque mide la calidad de lo que se hace y no en un día, es durante todo un periodo, ya nosotros veníamos siendo calificados de acuerdo a las evaluaciones, auditorías y visitas que nos hacen, lo demás uno lo debe de aportar. Betto determinó unos puntajes y la misma herramienta adjudicó unos contratos en todo el país a los mejores calificados”, dijo Nadime Abuchaibe en el Noticiero Cardenal de La Guajira.

Precisó que con base a dichos criterios, “la fundación que yo dirijo obtuvo unos puntajes que nos pusieron en un alto nivel”.

“En calidad fuimos calificados en 98.7 sobre 100, evaluaron todos los años de trabajo que hemos tenido, pero con los criterios de recurso humano, infraestructura y experiencia territorial, quedamos calificados en una de las convocatorias en 82”, agrega.

Enseguida afirma que aunque Betto les adjudicó algunos contratos, “lo que te voy a decir es un secreto a voces que quiero que todo el mundo sepa, la Regional Guajira no se ha sujetado a los resultados de Betto, sino que está seleccionando a otras entidades para celebrar contratos que no los había adjudicado la herramienta”.

Según Abuchaibe, esta ‘maniobra’ es considerada ilegal porque teniendo en cuenta el instructivo de la herramienta Betto, uno de los aspectos a calificar es la experiencia territorial, “el instructivo decía que esto incluía contratos terminados, ejecutados y brindados en el territorio, pero no especificaba en ninguna parte que debía ser de primera infancia”.

“Entonces Betto habla de experiencia territorial, cuando habla de eso uno dice todos los contratos que uno ha desarrollado con el Icbf en el territorio. ¿Qué pasa? Que la fundación como muchas otras en el país, relacionamos contratos de primera infancia, pero también incluimos otros contratos con el Icbf”, sostuvo.

Asegura que en el informe del domingo, la directora del Icbf hablaba sobre que algunos operadores no colocaron la experiencia específica de primera infancia.

“En eso es lo que estamos desconcertados y pidiendo igualdad. Porque en otras regionales, simplemente, después de que Betto adjudica los contratos hay unos comités que evalúan que la información que está incluida en esos formularios es veraz.

En La Guajira no han respetado, no han revisado, sino que simplemente si hay otra experiencia que es territorial pero que no es específica, lo que hacen es que eliminan al operador mientras que la norma dice que se debe revisar, se resta y solamente se suma la experiencia que hay en primera instancia”, apunta.

Por ello, indica, han emitido asuntos a la oficina nacional del Bienestar Familiar, así como derechos de petición en la Dirección Regional, también “hemos tuiteado conforme a la información que hemos recibido (…) estamos pidiendo que nos traten igual que en todas partes”.

“No hemos podido hablar con la dirección porque no tenemos acceso para entrar el Icbf, pero por medio escrito hemos agotado los recursos para poder preguntar sobre la situación y que nos expliquen qué fue lo que hicieron y que nosotros nos podamos defender. Estamos seguros que no tenemos condiciones para ser descalificados”, finalizó Nadime Abuchaibe.