Erosión costera pone en riesgo al corregimiento de El Pájaro, zona rural del municipio de Manaure

En el corregimiento de El Pájaro, jurisdicción del municipio de Manaure, los difuntos no pueden descansar en paz. Cada vez que llega la temporada de las lluvias una fuerte erosión costera amenaza con derribar viviendas, kioscos y hasta el cementerio central de este centro poblado que está ubicado a 35 kilómetros de la cabecera municipal.  
Para Víctor Alarcón, inspector rural de El Pájaro, desde hace cuatro años se viene presentando la afectación con el cementerio central, y en el último mes, la erosión obligó a construir un dique de manera artesanal. 
“Junto al secretario de Gobierno, Elven Meza Barros, y la comunidad, colocamos varios sacos con arena en forma de barrera para que el mar los golpee y no penetre en las viviendas ni en el cementerio”, relató el funcionario. 
Por esta temporada también se puede observar la inundación en la calle principal del pueblo y varias viviendas de la localidad hasta donde han llegado miembros de la Dirección Marítima –Dimar–, así como topógrafos de la Gobernación de La Guajira, pero hasta el momento no se adelanta ningún tipo de obra civil para hacerle frente a la situación. 
Según John Miller Gómez Mercado, director de Planeación y Obras Públicas de Manaure, las inversiones para el tema de erosión costera requieren de estudios especializados que indiquen el tipo de intervención. 
“En días pasados nos reunimos con el director de proyectos de una prestigiosa universidad del Caribe colombiano y la idea es darle celeridad al tema de estudios y diseños para posteriormente realizar la obra más adecuada ante este fenómeno natural”, puntualizó el funcionario. 
Entre tanto, habitantes de El Pájaro le solicitan a los gobiernos nacional, departamental y municipal que inicien las gestiones pertinentes para contrarrestar la erosión costera. De igual forma, a los operarios de la empresa de Acueducto, Aseo y Alcantarillado de Manaure les requieren que realicen de manera urgente labores de mantenimiento a las redes de alcantarillado y así evitar que los taponamientos originen inundaciones en las vías del centro poblado.