La recuperación colombiana tardará entre 2 y 5 años

Esa es al menos la media que podemos extraer si analizamos las previsiones de los expertos para la evolución del PIB colombiano, aunque la recuperación empezará realmente el año que viene.

 Este año se espera un desplome de 8,2 por ciento del PIB de Colombia según el Fondo Monetario Internacional, siendo los países que más caen; Perú, con una caída del 13,9 por ciento, Argentina, con una caída del 11,8 por ciento y con una deuda de decenas de miles de millones de dólares con la entidad, y Ecuador, con una caída del 11 por ciento. La media para Latinoamérica es de un descenso del PIB del 8,1 por ciento.

 Optimismo en el Grupo Bancolombia

Aunque decir optimismo quizás sea decir demasiado, los analistas del Grupo Bancolombia sí que esperan una caída menor y un comienzo de recuperación más rápido que el proyectado por el FMI (que espera un crecimiento para el 2021 del 5,2 por ciento).

Concretamente se espera una reducción del PIB del 7,5 por ciento y una recuperación durante el 2021 del 5,5 por ciento. Sin embargo, sus analistas son de los consideran que hasta dentro de 5 años no se recuperará el nivel de ingresos por habitante a los niveles anteriores a la aparición de esta cepa del coronavirus. ¿Cuáles han sido los factores que se han conjurado con el coronavirus para tener una incidencia tan grande en Colombia? Pues parece acertado decir que el hecho de que el coronavirus haya causado estragos en la economía mundial y que el valor de las exportaciones haya sufrido una considerable merma debido a las restricciones propias de la pandemia y a la caída de los precios no han ayudado precisamente a nuestra economía.

 El peso se sobrepone

Por otro lado, el peso colombiano está recuperando poco a poco su valor frente al dólar, y desde finales de octubre ha experimentado un descenso desde los 3.868 pesos por dólar, hasta los 3.630 pesos por dólar. ¿Cómo afectará esta apreciación del peso en el mercado del Forex a la futura reactivación?

Antes de profundizar en las consecuencias de la subida del peso colombiano debemos responder a la pregunta ¿Qué es Forex?, ya que a pesar de que es un concepto cada vez más conocido y con gran impacto en nuestra vida, puede que no todos nuestros lectores sepan qué es. En pocas palabras, el Forex es el mercado de intercambio de divisas extranjeras, su utilidad principal es la de facilitar el comercio internacional (ya que la mayoría de países tienen su propia divisa nacional, es necesario cambiar de moneda para comprar o vender en el extranjero), pero también es un mercado muy publicitado en algunas formas de invertir como el trading online (en el trading el inversor no cambia unas monedas por otras sino que utiliza la volatilidad de estas, con los riesgos que ello supone, para tratar de ganar dinero, asumiendo también otros riesgos como el de operar apalancado, que puede resultar en altas pérdidas debido a que el trader estará utilizando para negociar más capital del que en realidad tiene). Diariamente mueve más capital que cualquier otro mercado que puedan imaginar.

Bien, sabiendo que es el Forex, ¿Cómo afectaría la subida del peso frente al dólar en este mercado? Lo han adivinado, si el peso sube frente a la divisa hegemónica, los importadores estadounidenses podrán obtener menos pesos en el intercambio y comprarán menos en nuestro país (mala noticia, teniendo en cuenta que la balanza comercial viene siendo cada vez más desfavorable para nuestro país). Pero también funciona a la inversa, y con un peso fuerte será más barato importar del extranjero (algo que puede ser necesario para adaptar nuestra economía e industria al Gran Reseteo propuesto por el Foro Económico Mundial), y también aumentará la confianza en la deuda soberana que el gobierno colombiano tendrá que emitir para capear el temporal de la mejor forma posible, ya que o bien emitimos bonos o bien negociamos con organismos como el FMI o potencias como China, ya que no contamos con una Unión Europea, como nuestros hermanos del otro lado del Atlántico, que nos permita endeudarnos muy por encima de nuestro PIB sin entrar en default.