Más de 84.000 niñas y niños atenderá el Icbf en La Guajira

Durante las dos primeras semanas de febrero iniciará la atención de los programas de Primera Infancia y se llegará a 1.750.000 niños y niñas menores de 5 años. El proceso de selección se llevará a cabo teniendo en cuenta criterios objetivos y bajo principios de transparencia para garantizar la mejor atención.

En el caso del departamento de La Guajira, para este 2020, la directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –Icbf– Juliana Pungiluppi, confirmó que se atenderán a 84.114 menores en el marco de los programas de primera infancia.

La funcionaria destacó que con el nuevo Banco Nacional de Oferentes de Primera Infancia el país avanzó sustancialmente en la medida que contará sólo con los operadores que certifican experiencia en educación inicial y se asignarán cupos de acuerdo a su capacidad financiera.

Advirtió que los directores de las 33 regionales del Icbf contarán con una nueva herramienta para la selección objetiva de los operadores, lo cual acaba con la discrecionalidad al momento de la contratación.

Este Banco contará con un procedimiento de actualización permanente (mínimo una vez al año), mediante el cual no sólo se verificará la conservación de las calidades y el desempeño de los habilitados, sino que además podrán postularse nuevos operadores.

El servicio será garantizado durante 200 días en las modalidades Comunitaria y Centros de Desarrollo Infantil –CDI–; 210 días en Hogares Infantiles y 11 meses en la modalidad Desarrollo Infantil en Medio Familiar, que son los periodos reglamentarios establecidos en los lineamientos del Instituto.

Las asociaciones de Madres Comunitarias serán contratadas en marzo, una vez finalice su contrato actual, en el marco de la excepcionalidad que les aplica, por fuera del Banco Nacional de Oferentes.

La supervisión de los operadores se llevará a cabo por primera vez a través de dispositivos electrónicos (tablets) para facilitar la captura y el procesamiento de la información.

Se fortalecerán los equipos de supervisión tanto en las direcciones regionales del Icbf como en la Sede Nacional. En algunas regiones del país se contempla la contratación de pilotos de interventoría y de reconocimiento facial como mecanismo para evitar la suplantación.