Minsalud asegura que es poco probable que Colombia se quede sin medicamentos

El Ministerio de Salud y Protección Social, a través de la Dirección de Medicamentos y Tecnologías en Salud, dio a conocer que es poco probable que el país se quede sin medicamentos, puesto que desde el Gobierno nacional buscan alternativas para que estén entrando al mercado nuevas cantidades de medicamentos.

Leonardo Arregocés, director del área, manifestó que ha sido un tema complejo que se viene trabajando desde hace meses y para el cual el Gobierno se ha estado preparando.

«Hace varios meses identificamos los medicamentos que tendrían un mayor riesgo de entrar en desabastecimiento si hubiera una cantidad muy grande de pacientes», dijo.

Indicó que el Ministerio, Invima y Fondo Nacional de Estupefacientes revisaron cuál sería el proceso para hacer que los medicamentos de esa lista estuvieran disponibles en el país en grandes cantidades y mucho más rápido, señalando que «nos ha funcionado bastante bien, porque en este momento en el país hay disponible cinco o seis veces más medicamentos de los que habían antes de la pandemia».

Uno de los medicamentos que ha sido más complicado de abastecer en las últimas dos semanas es el midazolam; sin embargo, se pasó de tener disponibles 300 mil ampollas a más o menos 1.800.000 ampollas disponibles en el mercado, lo que ratifica el crecimiento del 600 % del abastecimiento.

Arregocés también mencionó otros fármacos con los que hace unos meses se tuvo dificultad, como los relajantes musculares, situación que se pudo superar y en este momento la industria está atendiendo mejor la demanda y poniendo en el mercado una cantidad más grande de estos medicamentos.

Sucedió también con el abastecimiento de analgésicos, principalmente el fentanil y el remifentanil, que tuvieron cantidades limitadas. Actualmente existe una oferta más grande de esos medicamentos y, además, el Fondo Nacional de Estupefacientes puso en el mercado una cantidad amplia de otras alternativas de tratamiento analgésico como son la morfina y la hidromorfona.

«En las últimas semanas del año pasado lo que vimos fue una situación compleja en la adquisición de sedantes, básicamente el que se utiliza más frecuentemente en cuidados intensivos es el midazolam. El abastecimiento estuvo bastante complicado, sobre todo porque el número de casos creció bastante rápido, lo que hizo que las cantidades que había disponibles se consumieran mucho más rápido», afirmó el director de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio.

Agregó que a finales de 2020 llegó una cantidad importante de midazolam, que en este momento ya está siendo distribuida en el país, dándole prioridad a las zonas que han sido más afectadas: Norte de Santander, Valle del Cauca, Antioquia, Huila, Tolima, Risaralda, Quindío, Caldas, Bogotá.

Por esta razón, «es poco probable que nos quedemos sin medicamentos, porque lo que estamos viendo es que todo el tiempo están llegando nuevos medicamentos o porque se están produciendo nuevos en el país. Todo el tiempo estamos buscando alternativas para que estén entrando al mercado nuevas cantidades de medicamentos».