Confirman un vínculo entre la vacuna de AstraZeneca y casos de trombosis

La Agencia Europea del Medicamento –EMA– confirmó «un vínculo» entre la vacuna AstraZeneca y las trombosis que sufrieron las personas que recibieron esa dosis, de acuerdo a lo informado este martes.

«Ahora lo podemos decir, está claro que hay un vínculo con la vacuna, que provoca esa reacción. Sin embargo, aún no sabemos por qué (…) En resumen, en las próximas horas vamos a decir que existe un vínculo, pero tenemos aún que entender por qué sucede», expresó Marco Cavaleri, responsable de estrategia de las vacunas de EMA.

Además, recalcó que la autoridad europea deberá pronunciarse oficialmente sobre ese tema.

«Entre las personas vacunadas se ha registrado un número de casos de trombosis cerebral entre jóvenes superior al que nos esperábamos. Eso vamos a tener que decirlo», sentenció.

Cabe mencionar que desde hace varias semanas han surgido sospechas sobre posibles efectos secundarios graves, aunque raros, entre las personas vacunadas con AstraZeneca. Se trataría de casos de trombosis atípica, algunos de ellos han causado la muerte.

En el Reino Unido resultan 30 casos y siete muertes de un total de 18,1 millones de dosis administradas hasta el 24 de marzo.

Para EMA “no se ha demostrado un vínculo causal con la vacuna», según explicó hace varios días la directora ejecutiva, Emer Cooke.

Para la agencia europea, de acuerdo con los conocimientos científicos actuales, «no hay pruebas que avalen restringir el uso de esta vacuna en ninguna población».

Según Paul Hunter, especialista en microbiología médica de la Universidad de East Anglia, «la evidencia apunta más bien hacia la vacuna Oxford-AstraZeneca como causa».

Hay que recordar que como precaución, varios países han decidido dejar de administrar esta vacuna a algunas franjas de edad, entre ellos Francia, Alemania y Canadá.

Sin embargo, para AstraZeneca los beneficios del antídoto del laboratorio anglosueco en la prevención del virus “superan a los riesgos de los efectos secundarios” y aseguró que la «seguridad del paciente» es su «principal prioridad».