Detienen a monja colombiana por abuso sexual en Argentina

La monja colombiana María Telles Fajardo, de 64 años de edad, más conocida como ‘Sor Marina’, es miembro de la orden de las Hermanas Trinitarias. Supuestamente, se dedican a acoger y educar en hogares en Núñez, San Miguel y Boulogne, en Argentina, a menores de edad que están bajo medidas de abrigo, tuteladas por juzgados de familia.

Sin embargo, esta fue detenida por las autoridades, luego que allanaran las sedes de las Hermanas Trinitarias y la arrestaron en el marco de una causa por abuso sexual: ‘Sor Marina’ fue acusada de abusar sexualmente de una menor que vivía en uno de los lugares a cargo de las religiosas. Pero no fue un hecho aislado.

La víctima, que al momento de los hechos tenía 14 años, relató cómo la religiosa la tocó en sus órganos genitales y en los glúteos con la ropa puesta en repetidas ocasiones en la cocina del hogar de Boulogne, en medio de tareas habituales durante 2020. También que la monja la espió desnuda este año, mientras se bañaba, y luego de que los ataques cesaran por un tiempo pudo contar lo sucedido.

Cabe recalcar que la monja era la encargada de la cocina, y negó los abusos, señalando que todo podría ser un malentendido, que a la víctima pudo “haberla rozado”.

Por su parte, la justicia señaló que rozarse en esa cocina, que mide ocho metros de largo, parece escasa.

En un principio se conoció una sola víctima, pero el fiscal sospechó de ataques a otras menores que vivieron en el hogar, que aloja exclusivamente a niñas. Efectivamente, poco después se supo que no se trataba de un hecho aislado.

Luego de conocer la noticia de la detención de Telles Fajardo, el obispado de San Isidro emitió un comunicado en el que reveló que en octubre del año pasado otra miembro de Hermanas Trinitarias también había sido denunciada por abuso sexual en el establecimiento de Boulogne.

“En el mes de octubre del año pasado, se toma conocimiento de un/a menor que denuncia en la justicia un presunto abuso por parte de una religiosa que vivía y trabajaba en el hogar ‘Comunidad de Hermanas Trinitarias’, perteneciente a la Congregación de las Hermanas Trinitarias, con sede en Boulogne”, contaron desde el obispado.

Y agregaron: “En ese mismo momento se pidió a las autoridades de la Congregación iniciar la investigación canónica correspondiente. Al percibir una demora en el inicio de la actuación por parte de la mencionada Congregación, el Obispado decidió de oficio comenzar el proceso”.