Documentos de la OMS revelan que China no investigó a profundidad el origen del coronavirus

Varios documentos internos de la Organización Mundial de la Salud filtrados a medios de comunicación de Reino Unido y Estados Unidos, advierten que el gobierno de China no se tomó el trabajo de realizar una investigación exhaustiva sobre los orígenes del primer brote del coronavirus Sars-Cov-2, causante del Covid-19, y que apareció en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan.

Una delegación de la OMS que visitó Wuhan en julio de 2020 indicó que la administración del presidente Xi Jinping no entregó completa la información solicitada para tratar de ubicar la raíz de la pandemia. Además The Guardian obtuvo acceso a un documento de ese organismo donde se explica que “Tras las extensas discusiones con los homólogos chinos y su presentación, parece que se ha hecho poco en términos de investigaciones epidemiológicas en los alrededores de Wuhan desde enero de 2020. Los datos presentados oralmente daban algunos detalles más de lo que se presentó en las reuniones del comité de emergencia en enero de 2020”. El mismo documento señala que el gobierno chino ni siquiera entregó informes en Power Point o una herramienta similar.

Además Dominic Dwyer, un experto australiano en enfermedades infecciosas que formó parte del equipo de investigación que visitó Wuhan en enero de 2021, declaró que China tampoco entregó los datos en bruto de los primeros pacientes infectados con la enfermedad, sino un resumen de cada caso.

Ante la falta de datos, la OMS se vio en la necesidad de visitar directamente al primer paciente contagiado con Covid-19 en la ciudad para rastrear la evolución del virus en la ciudad. Aunque su identidad no se ha hecho pública, se sabe que este ‘paciente cero’ es un oficinista de unos 40 años de edad que vive con su esposa y un hijo. Este individuo le contó a la delegación de la OMS que antes de enfermarse no realizó viajes al exterior y para la época sólo recibió la visita de sus padres, que llegaron a su casa con varios productos comprados en un mercado de comidas frescas de Wuhan.