En medio de denuncias y presuntas amenazas, Venezuela se prepara para las elecciones parlamentarias

Bajo una tensa calma los venezolanos esperan a que este domingo por la mañana se abran las urnas para elegir al nuevo parlamento de su país. En medio de acusaciones de fraude y supuestas presiones del régimen Maduro, los pronósticos apuntan a una aplastante victoria del chavismo en esta jornada electoral. 

A diferencia de las elecciones de 2015, esta vez los movimientos opositores a Maduro han optado en gran medida por no presentarse a las urnas, alegando falta de garantías para que el proceso se lleve de manera justa e imparcial. Grandes referentes de la derecha venezolana como Juan Guaidó, Henry Ramos Allup y Julio Borges han declinado postularse para ser reelectos como diputados. 

Sin embargo, partidos opositores que recientemente fueron intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia si presentaron listas de candidatos para los comicios, aunque la independencia de estos aspirantes respecto al gobierno Maduro está en entredicho. 

Por otra parte, el gobierno venezolano ha sido acusado de presionar a los ciudadanos para obligarlos a votar con sus candidatos, con la amenaza de recortarles las ayudas que entrega de no hacerlo. Esto se ve evidenciado en una serie de frases que los oficialistas han lanzado durante la campaña. En su momento el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, expresó que “el que no vota, no come”.

Y hace solo dos días la candidata chavista Iris Valera, quien fue ministra de Servicios penitenciarios recientemente, amenazó con hacer que quienes no voten pierdan sus empleos. “Este es un mensaje para todos los funcionarios, directores del Servicio Penitenciario. Tenemos una elección muy importante el próximo domingo. Yo le voy a decir a toda la gente que trabaja en el ministerio penitenciario, ¡el que no vote, que lo boten! Porque no tiene sentido que nosotros arriesguemos lo que nos estamos jugando el próximo domingo. Yo sé que mis camaradas todos son cumplidores. Garanticen su voto. Llegó el momento de defender la patria”, dijo. 

En este contexto, se espera que 22 millones de venezolanos acudan a las urnas este domingo 6 de diciembre. Las mediciones previas a las elecciones anticipan que el chavismo logre al menos 200 de las 277 curules que están en disputa en la Asamblea Nacional, por lo que Maduro tendría el control del Parlamento a partir de enero de 2021, institución que hasta ahora es de mayoría opositora.