Esteroide reduce mortalidad de pacientes graves de Covid-19 en un tercio

Los resultados de un ensayo clínico realizado por la Universidad de Oxford muestran que un esteroide de uso común en todo el mundo reduce en un tercio la mortalidad entre los pacientes más graves de Covid-19. El fármaco en cuestión es la dexametasona, probado en infectados por médicos en el Reino Unido. 

«Este es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad y la reduce de manera significativa. Es un gran avance», expresó Peter Horby, investigador principal del estudio. 

Durante la etapa de ensayos, los investigadores le dieron a los pacientes dosis bajas de dexametasona, que tienen un significativo efecto antiinflamatorio, a más de 2.000 pacientes que se encontraban en condición grave. El medicamento logró reducir en un 35% la mortalidad de los enfermos que solo podían recibir ayuda de un respirador, mientras que los decesos en el grupo de pacientes que recibían oxígeno bajó en una quinta parte. 

Para los investigadores, unas 5.000 vidas se hubiesen salvado de haber contado con la dexametasona en Reino Unido, y por eso el gobierno de ese país anunció que comenzará ese medicamento a los pacientes enfermos. 

«El beneficio en términos de supervivencia es importante entre los pacientes que necesitan oxígeno. Para ellos, la dexametasona debería convertirse a partir de ahora en el tratamiento de base», agregó el doctor Horby.