Guardia Revolucionaria iraní reconoce que confundió el avión ucraniano con un misil de crucero

La Guardia Revolucionaria de Irán asumió este sábado la responsabilidad por el derribo de un avión ucraniano con 176 personas a bordo en Teherán y explicó que el operador del sistema de defensa confundió el aparato con «un misil de crucero». 

El comandante de la Fuerza Aeroespacial de este cuerpo militar de élite, Amir Alí Hayizadeh, dijo  que el operador, antes de disparar, trató de contactar con sus mandos para obtener la aprobación pero el sistema de comunicación dio error y tomó «una mala decisión».

 

Según el comunicado, el error se debió a que «en esa situación muy delicada y de crisis» el Boeing 737 se situó cerca de un centro militar de los Guardianes de la Revolución con «una altura y una posición de vuelo de un objetivo enemigo»  y el operador del sistema de defensa lo confundió con «un misil de crucero».

«Ojalá me hubiera muerto yo y que este incidente no hubiera ocurrido. Desde el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán aceptamos toda la responsabilidad y estoy dispuesto a ejecutar cualquier decisión que adopte el estamento (clerical)», aseguró el alto mando militar en una comparecencia ante los medios y a través de un discurso publicado en la agencia de noticias iraní Mehr.

Tras conocerse la noticia, el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski,  declaró que espera de Irán un «pleno reconocimiento de culpabilidad», así como que lleve a los responsables ante la justicia,  que pague una indemnización  y publique una disculpa oficial. “La investigación tiene que ser completa, abierta y debe continuar sin retrasos o obstáculos», escribió el presidente en un mensaje de su cuenta de Twitter.