OEA aprueba resolución en rechazo a las elecciones parlamentarias en Venezuela

La Organización de Estados Americanos –OEA– aprobó este miércoles una resolución en rechazo de las elecciones parlamentarias realizadas el fin de semana en Venezuela.

El proyecto fue presentado por Brasil y desde el inicio contaba con el apoyo de Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, que está representada en el foro regional por un delegado de la oposición. México votó en contra y Argentina se abstuvo.

“Rechazar las elecciones fraudulentas celebradas en Venezuela el 6 de diciembre de 2020 y no reconocer sus resultados, por no haber sido libres ni justas de conformidad con las condiciones establecidas en el derecho internacional; por carecer de imparcialidad y transparencia; por no haber contado con la participación de todos los actores políticos y de la ciudadanía; por no haber sido liberados los presos políticos; por la falta de independencia de la autoridad electoral; y por no haber contado con observación electoral internacional independiente y creíble”, dice la resolución.

La organización también condenó, en los más enérgicos términos, la estrategia consistente y deliberada del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro de socavar el sistema democrático y la separación de poderes, incluyendo a través de la instalación de una entidad no democráticamente electa resultante de las elecciones fraudulentas del 6 de diciembre, consolidando a Venezuela como una dictadura.

Asimismo, hizo un llamado urgente para que se garantice la protección y seguridad física de los miembros de la Asamblea Nacional electos democráticamente y se permita el retorno seguro de aquellos miembros de la oposición que se encuentran en el exilio, así como a la liberación inmediata de todos los presos políticos en Venezuela y el cese de las continuas persecuciones políticas.

“(…) reiterar el llamado a que se convoquen, lo más pronto posible, elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas, transparentes y legítimas, con observación electoral internacional independiente y creíble, como parte de un proceso de transición que conduzca al nombramiento de un gobierno elegido democráticamente y de acuerdo con la voluntad del pueblo venezolano y con la constitución venezolana”, apuntó.

Para esto, urge a todos los Estados Miembros e invita a los Observadores Permanentes de la Organización de los Estados Americanos a apoyar al pueblo venezolano en sus esfuerzos para restaurar el orden democrático en Venezuela, mediante la adopción de medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras dirigidas a lograr una solución pacífica a la situación en Venezuela.

Cabe mencionar que esta jornada electoral fue organizada por el chavismo, boicoteada por la oposición y rechazada por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina.