OMS compensará a quienes sufran efectos adversos graves por vacunas anticovid

A través de un comunicado, la Organización Mundial de la Salud –OMS– anunció la creación de un programa que hace posible que una persona vacunada contra el Covid-19, en un grupo de 92 países entre los más pobres del planeta, y que haya sufrido efectos secundarios graves, pueda ser compensada por ello.

Es de mencionar que este programa cubre a las personas que hayan recibido una vacuna de la plataforma Covax, creada por la OMS y otras entidades para garantizar un acceso equitativo a estos tratamientos en los países de ingresos medios y bajos.

Cabe anotar que las vacunas distribuidas como parte de este plan han pasado las etapas propias al desarrollo de una vacuna y que garantizan su eficacia, seguridad y calidad.

No obstante, “todos los medicamentos, incluso vacunas que han sido aprobadas para su uso general, pueden en casos raros causar reacciones adversas graves”, señaló la OMS a través de un comunicado.

Hay que resaltar que son 190 los países que participan en Covax y de ellos los 92 de menores ingresos han sido seleccionados para recibir vacunas financiadas por la plataforma.

El programa se aplica únicamente a ellos. “Se trata del primer y único mecanismo de compensación por daños causados por vacunas que opera a escala internacional”, agregó la OMS.

Recalcó que el objetivo es ofrecer a ese grupo de países un procedimiento rápido, justo y transparente para recibir compensación en casos de “raros, pero graves efectos adversos, asociados a la distribución de vacunas por Covax hasta el 30 de junio de 2022”. De esta manera, los individuos no tendrán la necesidad de recurrir a los tribunales nacionales e iniciar procesos que pueden resultar largos y costosos.

En casos raros se ha observado una reacción adversa en pacientes con antecedentes de alergias, con 4 a 5 casos por un millón de personas que han recibido la vacuna de la compañía Pfizer y de dos a tres casos por millón cuando se trata de la de Moderna, según estadísticas recolectadas en Estados Unidos.