ONU advierte los peligros de la corrupción de gobiernos y empresarios en tiempos de pandemia

António Guterres, ecretario general de Naciones Unidas, lanzó una llamada de alerta sobre los peligros de la corrupción de gobiernos y empresarios en tiempos de pandemia y advirtió de que puede «minar gravemente la buena gobernanza en todo el mundo» y ralentizar aún más la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

«La respuesta a la pandemia está creando nuevas oportunidades para explotar la supervisión débil y la transparencia inadecuada, desviando los fondos destinados a las personas que más lo necesitan», dijo Guterres en un breve mensaje, en el que subrayó que ante esta situación de urgencia los gobiernos «pueden actuar apresuradamente sin verificar los proveedores o determinar precios justos».

El secretario general de la ONU también cargó contra los «comerciantes sin escrúpulos» capaces de vender productos defectuosos, pruebas mal fabricadas o medicamentos falsificados.

Se trata de una mezcla que, para Guterres, ha causado el aumento escandaloso de los precios de bienes necesarios y la desviación de los mercados, y ha impedido que muchas personas tengan acceso a unos tratamientos que les hubieran salvado la vida.

Por estas razones, instó al trabajo en común para acabar con estas prácticas ilegales tomando «medidas drásticas contra los flujos financieros ilícitos y los paraísos fiscales».

«Juntos tenemos que crear, sin demora, unos sistemas más sólidos para la rendición de cuentas, la transparencia y la integridad. Tenemos que hacer que todos los líderes rindan cuentas», aseguró Guterres.