Papa emérito Benedicto XVI rompe su silencio y sale en defensa del celibato sacerdotal

El papa emérito Benedicto XVI hizo pública su defensa al celibato sacerdotal a través de un libro de su autoría que será publicado este miércoles y donde critica a su sucesor, el papa Francisco, por los planes de la Iglesia Católica de permitir que hombres casados puedan servir como sacerdotes en algunas partes del mundo.

En la introducción de From the Depths of Our Hearts (Desde el fondo de nuestros corazones), cuyos extractos fueron publicados por el diario francés Le Figaro, Benedicto XVI y el cardenal Robert Sarah escriben: “Al igual que él podemos decir: ‘¡Silere non possum! ¡No puedo quedarme callado! o fingir ignorancia”, haciendo a la posible eliminación parcial de la norma.

En otros apartes del libro, el papa emérito alega que el celibato como regla de vida en los sacerdotes significa “ponerse completamente a disposición del Señor” y agrega que “el estado civil concierne al hombre como un todo y la igualdad del servicio para el Señor requiere la ofrenda completa del hombre, no parece posible lograr simultáneamente ambas vocaciones”.

Además Benedicto XVI sigue su defensa del celibato resaltando la importancia del servicio en la Iglesia. “El llamado a seguir a Jesús no es posible sin esta señal de libertad y de renuncia a todos los compromisos” y por eso “El celibato, debe penetrar, con sus requisitos, todas las actitudes de la existencia”.

Cabe recordar que el celibato está vigente en el sacerdocio católico desde el siglo XII, sin embargo la falta de personal para impartir los sacramentos en algunas regiones como la Amazonía, obligó al Vaticano a considerar la incorporación de hombres casados para tal fin.