Por desconectar un refrigerador por accidente, se dañaron más de 1.000 vacunas contra el Covid-19

Más de 1.000 dosis de vacuna contra el Covid-19 tuvieron que ser destruidas luego de que un empleado de limpieza desconectara por accidente un refrigerador.

Los hechos se presentaron en las instalaciones de VA Boston Healthcare System, hospitales administrados por el Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos. 

En total fueron 1.100 dosis de la vacuna Pzifer-BioNTech que debieron ser destruidas, debido a que según los protocolos establecidos por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades chino, la vacuna de Moderna debe llegar a las instalaciones receptoras refrigerada a temperaturas de entre -25 y -15 grados.

Bajo estas condiciones, la farmacéutica Pfizer-BioNTech indicó que las muestras ya no servían y fueron destruidas.