Se cumplen tres años de secuestro de la hermana Gloria Cecilia Narváez en África

El 7 de febrero de 2017 la misión de las Hermanas Franciscanas en el Carangaso, al norte de Mali, continente africano, fue emboscada por un grupo armado yihadista relacionado con Al Qaeda, que secuestró a dos religiosas que adelantaban en el lugar labores de atención en salud y educación a la población vulnerable.

Gloria Cecilia Narváez, religiosa Franciscana de María Inmaculada, oriunda del departamento de Nariño, realizaba su labor humanitaria y evangelizadora cuando fue sorprendida por los hombres armados que se la llevaron con rumbo desconocido.

Meses después el grupo extremista envió pruebas de supervivencia a través de un video en el que se observaba  a la hermana Gloria Cecilia algo afectada en su salud.

Posteriormente, en junio de 2018 se difundió un segundo video en el que la hermana solicitaba la intervención del Vaticano para gestionar su liberación y en el que declara su mejoría.

Al cumplirse hoy tres años del plagio, la Conferencia Episcopal de Colombia, a través de la Comisión de Animación y Pastoral Misionera, en unión con las Obras Misionales Pontificias y  el Consejo Nacional de Misiones, hizo un nuevo llamado por la pronta liberación de la hermana colombiana Gloria Cecilia Narváez Argoty. 

Así lo expresó monseñor Francisco Javier Múnera Correa, obispo del Vicariato de San Vicente del Caguán y presidente de la Comisión Episcopal de Animación y Pastoral Misionera. “Queremos expresar a toda la familia y la comunidad religiosa Franciscana de María Inmaculada nuestro carió y cercanía. Unirnos a esa intención de oración por su liberación pronta, pedimos al Señor mucha fortaleza para ella”.

Con un plantón, hoy familiares y conocidos de la religiosa franciscana exigirán al Gobierno Nacional, al Vaticano, a la embajada de Colombia en África, al gobierno de Mali y a las Fuerzas Militares de Colombia, su inmediata intervención para lograr la liberación de la misionera nariñense.

El anuncio lo hizo el hermano de la misionera, Edgar Narváez, tras recordar que desde el 7 de febrero del 2017 hasta la fecha, son tres años de incertidumbre que vive su familia, sin saber qué es lo que realmente sucede con la religiosa.