Variante delta se extiende con facilidad y alarma por su capacidad de contagio

La variante delta del Covid-19 se extiende con facilidad por diferentes países y, con ella, la preocupación por la difusión de la pandemia dada su elevada capacidad de transmisión.

Frente a este riesgo existe la confianza en la creciente vacunación de las poblaciones, aunque el ritmo varía según los países.

La nueva ola de Covid-19 está causando estragos en el Sudeste Asiático con un rápido aumento de los contagios debido en parte a la nueva variante delta en medio una lenta campaña de vacunación.

Al respeto, la Cruz Roja alertó este martes del riesgo del colapso de los hospitales en Indonesia, donde, según datos oficiales, el 47 por ciento de las camas hospitalarias están ocupadas.

Con más de 5.000 contagios diarios, Malasia extendió el lunes las medidas de confinamiento, incluida la prohibición de viajar entre distritos o estados, de manera indefinida. En Tailandia se ha ordenado el cierre perimetral de los dormitorios de trabajadores en zonas de construcción, donde muchos son inmigrantes, en Bangkok y otras algunas provincias en el sur. Vietnam también ha implementado restricciones y confinamientos en algunas zonas para controlar el aumento de los contagios, que se han disparado desde mayo.

La India registró este martes menos de 40.000 nuevos casos por coronavirus por primera vez en más de tres meses, tras superar la peor crisis de la enfermedad en el mundo, que alcanzó su pico en mayo con más de 400.000 contagios diarios.

La variante delta, identificada originariamente en la India, y que según la Organización Mundial de la Salud circula ya en más de 80 países, es vista como uno de los factores que contribuyeron al espectacular aumento de los casos en el país, debido a su alta transmisibilidad.

Las autoridades sanitarias indias explican que la variante delta, también conocida como SARS-CoV-2 B.1.617, tiene entre 15 y 17 mutaciones y fue identificada por primera vez en octubre de 2020, cuatro meses antes de que la segunda ola golpeara al país.

Mientras tanto, la variante delta se extiende imparable en Portugal. En un mes ha pasado de suponer el 4 % de las infecciones al 55,6 %, y la zona más golpeada del país es el Alentejo. Un informe oficial indica que la distribución de la variante delta oscila entre el 3,2% detectado en Azores y el 94,5% registrado en esa zona.

A tenor de estas cifras, «se espera que esta variante se torne dominante en todo el territorio nacional durante las próximas semanas», avanza el informe.

Igualmente, las autoridades indicaron hoy que la variante delta representa en Alemania alrededor del 50 % de los nuevos contagios, por lo que toda persona que no haya tenido la posibilidad de recibir las dos dosis de la vacuna «tiene que realizarse tests con regularidad», al menos dos veces por semana, y más aún si regresa del extranjero.

La variante Delta supone en torno al 20 % de los casos de Covid en Francia y va camino de convertirse en la dominante en el país.

A pesar de la expansión de esta variante, la tasa de incidencia «sigue bajando» en el país, ya que actualmente está en 18,7 por 100.000 habitantes en los últimos siete días.

Asimismo, Rusia sumó este martes 652 nuevos fallecimientos por Covid-19, la cifra más alta de decesos por esta enfermedad. Moscú es la ciudad más afectada, con 121 muertos y 6.209 nuevos casos. Su alcalde, Serguéi Sobianin, volvió a recordar que la variante delta del coronavirus que se extiende ahora es «más contagiosa y más mortal».

Igualmente, la mitad de la población australiana está confinada por el rebrote de Covid-19 vinculado a la delta.

Desde el inicio de la pandemia Australia acumula más de 30.500 contagios de Covid-19, incluidos 910 muertos, y ha vacunado a poco más de 1,3 millones con la pauta completa, mientras más del 25 % de la población ha recibido al menos una dosis.