«Al inicio se nos llamó héroes y luego nos quitan el derecho a enfermarnos»: médicos tras un año de pandemia

Justo cuando Barranquilla está más urgida de recursos humanos para atender a los enfermos de Covid-19, la ciudad está perdiendo a muchos médicos que han optado por migrar hacia otras ciudades e incluso a los llamados ‘territorios nacionales’ en busca de mejores oportunidades laborales y mejores pagos. La razón de todo esto es que a juicio de los galenos, MiRedEPS, la empresa que opera la salud pública en Barranquilla, no les paga lo suficiente por la labor que prestan.

Lo más preocupante para los profesionales de la salud es que la pauperización del sus oficios también ocurre en otras ciudades de Colombia.

“En general las tablas salariales para los médicos están muy mal. La crisis laboral del gremio médico se da desde la aparición de la Ley 100 de 1993, cuando la salud se convirtió en un negocio para las empresas promotoras de salud EPS, que han sido un desastre para los médicos y los pacientes. Eso hizo que los médicos pasáramos de ser unos profesionales a unos obreros de la salud altamente calificados, pero pésimamente vulnerados”, dijo en Sistema Cardenal el doctor Jorge Enrique Enciso, presidente de la Federación de Sindicatos Médicos Colombiano.

El médico explicó que en Colombia hay muchas facultades de medicina en las universidades, muchas sin hospitales universitarios donde los jóvenes puedan comenzar a trabajar. Estos médicos recién graduados o practicantes aceptan empleos de baja remuneración y luego se van a otras plazas cuando consiguen un empleo mejor pagado.

Sin embargo, el doctor Enciso recalcó que las condiciones laborales de la mayoría de los trabajadores de la salud en Colombia son precarias, pues a muchos les atrasan sus pagos, o deben trabajar en dos o más hospitales a la vez para subsanar sus gastos y deudas. A todo esto se suma la terciarización. “Nosotros como personal misional deberíamos tener un contrato digno, pero eso no es así, la gran mayoría de los trabajadores de la salud trabajan de una forma terciarizada, están por unas empresas asociativas de trabajo o por unos falsos sindicatos que le pertenecen a las EPS e IPS”.

Finalmente, el doctor Enciso expresó que la muerte de varios médicos en Barranquilla en las últimas semanas también obedecen a la falta de elementos de protección y la sobrecarga laboral a la que están expuestos con jornadas de trabajo de hasta 18 horas por día.  

Entrevista con el doctor Jorge Enrique Enciso, presidente de la Federación de Sindicatos Médicos Colombianos