Anla aprueba Plan de Manejo Ambiental para fumigación con glifosato en el país

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales –ANLA– modificó el Plan de Manejo Ambiental –PMA– del programa de erradicación de cultivos ilícitos mediante la aspersión aérea con el herbicida glifosato.

Esto, permitirá un mayor control sobre los efectos ambientales en los componentes hídricos, bióticos y socioeconómicos, en caso de que se reanuden las fumigaciones.

Cabe recordar que la actividad de aspersión aérea se encuentra suspendida desde 2015, sin embargo, el PMA ha estado vigente desde el 2001. Es decir, continua vigente para actividades no relacionadas con aspersión aérea.

Lo que se autoriza a través de la Resolución 694 de 2021, es la modificación del Plan de Manejo Ambiental, incluyendo más medidas de manejo y un programa de seguimiento y monitoreo más detallado.

Por otro lado, se estableció un esquema de atención prioritaria para peticiones, quejas y reclamos para la comunidad, relacionadas con presuntos incumplimientos del Plan de Manejo Ambiental. En este esquema participarán la Anla, las demás autoridades ambientales regionales y los institutos de investigación científica del Sistema Nacional Ambiental, entre otros.

Cabe recordar que, por solicitud de la Policía Nacional de Colombia, las actuaciones de la Anla, relacionadas con el trámite de modificación del PMA del programa de erradicación de cultivos ilícitos mediante la aspersión aérea con el herbicida glifosato, iniciaron en agosto de 2019.

El proceso de evaluación contó con profesionales de diferentes disciplinas: hidrogeología, hidrología, geología, química, agronomía, ecología, biología, calidad de aire, ciencias forestales, ciencias jurídicas, gestión del riesgo y socioeconómicas, entre otras.

“Es importante reiterar que la Resolución 694 del 14 abril de 2021, no reanuda el programa de erradicación de cultivos ilícitos mediante la aspersión aérea con el herbicida glifosato. El Gobierno nacional deberá cumplir con los requisitos establecidos por la Corte Constitucional en la Sentencia T-236 de 2017 y el Auto No. 387 de 2019, relacionados con el diseño y puesta en marcha de un proceso decisorio que evalúe los riesgos a la salud y al medio ambiente, entre otros. Estos serán verificados por el Consejo Nacional de Estupefacientes, entidad encargada de decidir si se reanuda o no el programa de erradicación de cultivos ilícitos mediante la aspersión aérea con el herbicida glifosato”, precisa la Anla.