Antioquia decreta toque de queda, pico y cédula y Ley Seca previo al puente de Reyes

El gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez Vélez, anunció este martes nuevas medidas para afrontar lo que denominó como un tercer pico de contagios por Covid-19 en el Departamento, las cuales comenzarán a regir este miércoles 6 de enero y se extenderán hasta el lunes festivo 11 de enero.

Las medidas, que fueron concertadas con los 125 alcaldes de Antioquia y avaladas por los ministerios de Salud e Interior, consisten en declarar el toque de queda a partir de mañana miércoles 6 de enero y hasta el lunes festivo 11 de enero, entre las 10:00 de la noche y las 5:00 de la mañana del día siguiente.

Asimismo, reanudar el pico y cédula durante el mismo período de tiempo para el sector comercial, de la misma manera en que se venía aplicando, es decir, con números pares e impares según el día calendario, y, en tercer lugar, declarar la Ley Seca para todo el Departamento desde el viernes 8 de enero a las 10:00 de la noche hasta la media noche del lunes festivo 11 de enero.

Según el decreto que establece estas medidas, el 0004 del 5 de enero de 2021, quedan prohibidas las fiestas y celebraciones tradicionales de la temporada del Puente de Reyes “en cualquier espacio público del departamento de Antioquia”, que impliquen reunión y aglomeración de personas.

“A diferencia de las medidas adoptadas para Navidad y Año Nuevo, este decreto rige para la totalidad del departamento de Antioquia”, explicó el gobernador encargado, quien añadió que del toque de queda están exceptuadas las personas que en atención a sus actividades laborales o por razones de emergencia, deban desplazarse, para lo cual deberán presentar “prueba sumaria que indique la actividad laboral a desempeñar o la situación de emergencia a atender”, según el decreto.

Según el mandatario (e), para el día de hoy la ocupación de UCI en el departamento está en el 82%, en el Valle de Aburrá está en el 85% y en el Oriente en el 98%, siendo esta la situación más crítica, mientras que en la plataforma del CRUE hay 60 pacientes esperando cama de UCI por Covid o por otras patologías.