Cali y Cúcuta impondrán restricciones más estrictas contra el Covid para evitar colapso hospitalario

Cali y Cúcuta son las ciudades que más preocupación generan a nivel nacional porque la subida de casos de Covid-19 tiene sus sistemas sanitarios al límite. Tanto el Gobierno central como las autoridades locales de ambas capitales han tenido que implementar nuevas medidas fuertes para controlar la pandemia.

En Cali, el alcalde Jorge Iván Ospina tuvo que decretar la alerta hospitalaria, dado que la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos supera el 90%, por cuenta de enfermos de Covid-19 y pacientes de otras patologías.

“Nuestra situación de salud producto del Covid y de la carga de enfermedad represada por el cierre de servicios durante la cuarentena es realmente difícil. Comunidad caleña lo que está en peligro es la vida de muchos por esto escalaremos a alerta a roja. Tendremos restricciones”, dijo el mandatario local.

Una de las medidas de las que extraoficialmente se pudo saber que adoptará la administración caleña será el regreso del ‘pico y cédula’ para el acceso a establecimientos comerciales y servicios financieros.

Cúcuta hacia el confinamiento

En la capital de Norte de Santander la situación sanitaria sigue siendo delicada. La alta ocupación de las UCIs llevó a la Alcaldía a poner en marcha fuertes restricciones a las actividades sociales y económicas de la población.

En primer lugar, el alcalde Jairo Yañez decidió adoptar cuarentenas sectorizadas en la ciudad. Inicialmente las comunas 4,7 y 8 serán las primeras intervenidas. Además el mandatario pidió apoyo de las Fuerzas Militares para controlar la indisciplina social.

Para poner en marcha estas medidas, sólo falta el visto bueno del Ministerio de Salud.

Cabe recordar que la semana pasada entró en vigor un toque de queda nocturno en la ciudad, y otras prohibiciones que no ha arrojado los resultados esperados.